LABORAL

Las intuiciones pueden ser más acertadas que los pensamientos analíticos a la hora de resolver un problema

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una investigación reciente halla que los insights (ideas, revelaciones, intuiciones) repentinos de una persona son a menudo más precisos en la resolución de problemas que  pensar en ellos  a través de un proceso analítico.

En el estudio, los investigadores realizaron una serie de experimentos que confirmaron que las revelaciones inconscientes pueden ayudar a resolver problemas complejos.

“El  pensamiento consciente y analítico a veces puede ser apresurado o descuidado, dando lugar a errores al tratar de solucionar un problema”, dijo uno de los miembros del equipo de investigadores, el Dr. John Kounios,  Catedrático de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Drexel  en Filadelfia.

“Sin embargo, el insight es inconsciente y automático – no puede precipitarse. Cuando el proceso se ejecuta hasta su finalización respetando su propio tiempo y todos los puntos están conectados inconscientemente, la solución viene a la conciencia como un Ajá en el momento adecuado. Esto significa que cuando se necesita una idea muy creativa, a menudo es mejor esperar a que surja el insight en lugar de conformarse con una idea que resultó del pensamiento analítico”.

“La historia de los grandes descubrimientos está llena de episodios exitosos de insights, y esto ha fomentado la creencia común de que cuando las personas tienen una revelación, es probable que sea correcta”, dijo la Dra. Carola Salvi, de la Universidad de Northwestern, Illinois.

“Sin embargo, esta creencia nunca ha sido probada y puede ser una falacia basada en la tendencia a informar sólo los casos positivos y a no tomar en cuéntalo momentos que  no funcionaron. Nuestro estudio pone a prueba la hipótesis de que las personas a menudo tienen confianza acerca de sus insights”.

Los investigadores encontraron que adivinar no era un método eficaz para resolver los problemas. Específicamente, encontraron que las respuestas dadas durante los últimos cinco segundos antes de la fecha límite, tienen menor probabilidad de ser correctas.

“La ansiedad cambia la manera de pensar y nos convierte en más analíticos. Los plazos son útiles para mantener a la gente en la tarea, pero si se necesitan ideas creativas, es mejor tener una fecha límite flexible. Una fecha límite inflexible puede traer resultados, pero estos menos serán creativos”.

Los pensadores intuitivos tienden a no adivinar. Ellos no dan una respuesta hasta que hayan tenido un Ajá en el momento preciso.

“Dado que las soluciones a través de insights se producen por debajo del umbral de la conciencia, no es posible monitorizar y ajustar el procesamiento antes de que la solución entra en la conciencia”, dijo Salvi.

El pensamiento analítico es la mejor opción para los problemas en los que se establecen estrategias conocidas para las soluciones, tales como la aritmética, dijo Kounios. Pero para los nuevos problemas sin un camino establecido previo para encontrar una solución, es a menudo una mejor visión. El nuevo estudio muestra que se le debe de dar más peso a estos pensamientos repentinos.

“Esto significa que en todo tipo de situaciones personales y profesionales, cuando una persona tiene una amenaza real, si surge una visión repentina, esta nueva idea tiene que ser tomado en serio”, dijo Kounios.

“No siempre un insight puede ser correcto, pero puede tener una mayor probabilidad de ser acertado que una idea que se desarrolló metódicamente.”

Fuente: Journal Thinking & Reasoning 

Deja un comentario