Las mujeres son menos narcisistas que los hombres lo que les dificulta lograr ascensos dentro de las organizaciones

Una nueva investigación puede ayudar a explicar por qué algunas mujeres tienen problemas para romper el techo de cristal corporativo en su camino a ocupar niveles más altos dentro de las organizaciones.

Investigadores de la Universidad de Buffalo, NY, Estados Unidos, analizaron los resultados de  estudios llevados a cabo durante tres décadas donde participaron más de 475.000 personas. Los resultados mostraron que los hombres obtuvieron consistentemente más altos niveles de narcisismo en comparación con las mujeres, sin importar la edad.

“El narcisismo por un lado se asocia con diversas disfunciones interpersonales, incluyendo la incapacidad de mantener relaciones saludables a largo plazo, el comportamiento poco ético y la agresión”, comentó la autora del estudio Emily Grijalva, profesora asistente de la materia de organización y  recursos humanos en la Escuela de Administración de la Universidad de Buffalo.

“Por otro lado, el narcisismo tiende a aumentar la autoestima, la estabilidad emocional y la tendencia a emerger como un líder”, añadió Emily Grijalva. “Al examinar las diferencias de género en el narcisismo, pueden explicar las disparidades de género en estos resultados tan importantes.”

La mayor diferencia observada en el estudio entre hombres y mujeres fue en los derechos, lo que sugiere que los hombres son más propensos a explotar a los demás y se sienten con derecho a ciertos privilegios, de acuerdo con los resultados publicados en la edición de este marzo de la revista Psychological Bulletin.

La segunda mayor diferencia que el estudio encontró entre hombres y mujeres fue en el liderazgo / autoridad.

“En comparación con las mujeres, los hombres muestran más asertividad y deseo de poder. Pero no hubo diferencia en el aspecto de exhibicionismo, significando que ambos sexos son igualmente propensos a mostrar la vanidad o la auto-absorción”, dijo Grijalva.

El estudio sugiere que la falta de mujeres en puestos de liderazgo de alto nivel puede deberse a la disparidad entre los estereotipos de la feminidad y el liderazgo.

No hubo evidencia de que los hombres o las mujeres se han vuelto más narcisista desde 1990, comentó la autora del estudio.

Investigaciones anteriores han demostrado que las diferencias en los rasgos de personalidad como el narcisismo pueden ser influenciados por estereotipos de género.

“Las personas tienden a observar y aprender los roles de género desde una edad temprana, y pueden enfrentar reveses por desviarse de las expectativas de la sociedad”, agrego  Grijalva. “En particular, las mujeres suelen recibir duras críticas por ser agresivas o autoritarias, lo que crea una presión para las mujeres, más que para los hombres, para reprimir manifestaciones de comportamientos narcisistas.”

Fuente: http://health.usnews.com  

Deja un comentario