RELACIONES

Las personas con fobia social tienen un exceso de serotonina

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Estudios anteriores habían llevado a los investigadores a creer que los individuos con trastorno de ansiedad social o fobia social tenían muy bajos niveles del neurotransmisor de serotonina. Sin embargo un nuevo estudio llevado a cabo en la Universidad de Uppsala, muestra que la situación es exactamente la contraria. Las personas con fobia social producen demasiada serotonina. Entre más serotonina se produce, más ansiosa está una persona cuando se encuentran en situaciones sociales.

Muchas personas se sienten ansiosas si tienen que hablar delante de un público o socializar con los demás. Si la ansiedad se convierte en una discapacidad, puede significar que la persona sufre de fobia social, que es un trastorno psiquiátrico.

La fobia social es controlada con medicamentos comúnmente compuestos de ISRS. Estos cambian la cantidad del neurotransmisor de serotonina en el cerebro. Sobre la base de estudios previos, se creía que las personas con fobia social tenían muy poca serotonina y que los ISRS aumentaban la cantidad de serotonina disponible. En un nuevo estudio publicado en la revista científica JAMA Psychiatry, los investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Uppsala muestran que los individuos con fobia social producen demasiada serotonina.

El equipo de investigación, dirigidos por los profesores Mats Fredrikson y Tomas Furmark, utilizaron la llamada cámara PET y un trazador especial para medir la transmisión de señales químicas de la serotonina en el cerebro. Ellos encontraron que los pacientes con fobia social producen un exceso de serotonina en una parte del centro del miedo en el cerebro, la amígdala.

Una célula nerviosa, envía señales usando la serotonina. Surge así la señal nerviosa cuando la serotonina se une a la célula receptora. La serotonina es liberada luego desde el receptor y se bombea de nuevo a la célula original.

Este descubrimiento es un gran paso adelante en lo que respecta a la identificación de los cambios en los mensajeros químicos del cerebro en las personas que sufren de ansiedad. Investigaciones anteriores habían demostrado que la actividad nerviosa en la amígdala era mayor en las personas con fobia social y por lo tanto ese centro del miedo en el cerebro era más sensible. Los nuevos hallazgos indican que un exceso de serotonina es parte de la razón subyacente. La serotonina puede aumentar la ansiedad y no disminuirla como previamente se creía.

Fuente: Revista JAMA Psychiatry

Título del artículo: Serotonin Synthesis and Reuptake in Social Anxiety Disorder

Fecha de publicación: 17 de junio del 2015

Deja un comentario