NOTICIAS

Las terapias alternativas ayudan a controlar el dolor

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los especialistas en anestesiología y medicina del dolor recetan más opiáceos que cualquier otro campo médico. Muchos profesionales creen que el uso de enfoques de medicina alternativa como la acupuntura y el yoga puede ayudar a combatir la epidemia de opioides.

“En la actual era de la crisis opioide, muchas terapias médicas integrativas pueden usarse como complementos de la medicina convencional para abordar el dolor y reducir el abuso de opiáceos y las enfermedades relacionadas con la adicción”, escriben Yuan-Chi Lin y sus colegas de la Escuela de Medicina de Harvard.

En un número temático especial de la revista Anesthesia & Analgesia sobre la crisis de los opiáceos, ellos y otros médicos de anestesia y analgésicos comparten evidencia sobre esta y otras estrategias potencialmente efectivas para reducir la dependencia de los opiáceos para tratar el dolor crónico y postoperatorio.

En el estudio, Lin y sus coautores revisaron y analizaron la evidencia actual sobre terapias de medicina integradora, también llamadas medicina complementaria o alternativa, para el tratamiento del dolor.

“La medicina integradora para el dolor puede jugar un papel importante en la reducción de la frecuencia y la cantidad de uso de opioides”, escriben los investigadores.

El análisis incluyó un total de 32 estudios que evaluaron siete tipos diferentes de terapias de medicina integral para el dolor. La acupuntura fue el tratamiento que mejor mostró la efectividad para reducir el dolor.

En general, hubo “evidencia positiva fuerte” que muestra un efecto beneficioso de la acupuntura para el tratamiento del dolor crónico. También hubo estudios que demostraron que la acupuntura redujo la dosis de opioides necesaria para controlar el dolor después de la cirugía, con una reducción en los efectos secundarios relacionados con los opiáceos.

La mayoría de las otras terapias estudiadas mostraron “evidencia preliminar positiva” de efectividad en el tratamiento del dolor. Éstas otras terapias incluyen yoga, técnicas de relajación (como la meditación de atención plena), tai chi, terapia de masaje y manipulación espinal.

Sin embargo, solo algunos de los estudios abordaron si el uso de terapias alternativas redujo el uso de medicamentos recetados en general o de opiáceos en particular. Hubo pruebas contradictorias sobre la efectividad para reducir el dolor de los suplementos de glucosamina y condroitina para el dolor de rodilla.

Los autores reconocen algunas limitaciones importantes de la evidencia actual sobre terapias integradoras para el dolor. Los estudios en la revisión variaron en términos de los métodos utilizados y los tipos de dolor estudiados, además de los desafíos especiales de estudiar la efectividad de las terapias alternativas (como controlar el efecto placebo).

Aunque estudios adicionales son imprescindibles, Lin y sus coautores concluyen que “el consenso y los resultados de esta revisión sugieren que los enfoques de salud complementarios pueden ayudar a mejorar el dolor y reducir el consumo de opiáceos”.

Fuente: Wolters Kluwer Health / EurekAlert

Deja un comentario