Leer ficción podría mejorar nuestra empatía

La lectura de novelas puede ejercer un poderoso efecto positivo en nuestros niveles de empatía, de acuerdo con un psicólogo-escritor que publicó una nueva revisión de las tendencias de las revistas en ciencias cognitivas.

El autor del estudio, el  Dr. Keith Oatley, profesor emérito de la Universidad de Toronto en el Departamento de Psicología Aplicada y Desarrollo Humano, afirma que cuando exploramos la vida interior de los personajes en las páginas de un libro, nos formamos ideas sobre las emociones, motivos y creencias de los demás, en el mundo real.

“Esta intersección entre la literatura y la psicología sólo ha sucedido en los últimos años”, comentó Oatley.

La nueva información descubierta recientemente ha hecho  que los académicos estén más abiertos a estas ideas.  Oatley cita un estudio en el que se pidió a las personas que imaginaran frases (por ejemplo, “una alfombra azul oscuro”, “un lápiz de rayas naranja”), mientras se escaneaba su cerebro con un equipo de  resonancia magnética funcional.

“Tan sólo tres frases fueron suficientes para producir la mayor activación del hipocampo, una región del cerebro asociada con el aprendizaje y la memoria. Esto apunta a la potencia de la mente del lector “, dice Oatley. “Los escritores no necesitan describir exhaustivamente escenarios para extraer la imaginación del lector – sólo tienen que sugerir una escena.”

“La ficción literaria, simula un mundo social, que provoca la comprensión y la empatía en el lector, explica”, Oatley.

Para medir esta respuesta empática, el Dr. Raymond Mar  perteneciente al equipo de investigadores de la Universidad de  Toronto, fueron los primeros en utilizar  el test  “Los Ojos de la Mente”, en donde  los participantes observan 36 fotografías de los ojos de varias personas, y se detiene en cada imagen para indicar lo que la persona está pensando o sintiendo.

Los participantes que habían leído recientemente algún libro de  ficción eran más propensos a tener puntuaciones significativamente más altas en empatía que los que habían  leído libros de no ficción. La relación se mantuvo fuerte, incluso después de que los investigadores tomaron en cuenta la personalidad y las diferencias individuales de cada uno de los participantes en el estudio.

Se encontraron efectos de empatía similares entre los participantes que vieron la serie de televisión de ficción The West Wing, o jugaron un videojuego con una historia narrativa  llamado Gone Home  que es un juego de detectives. Lo que es común a través de estos medios es el “compromiso que los personajes muestran y que nos permiten empatizar con ellos,” dijo Oatley.

La investigación también ha demostrado que las narrativas pueden incluso generar empatía por una raza o cultura diferente. En uno de estos estudios, los participantes que habían leído la historia ficticia ” Sueños Azafrán ” de Shaila Abdullah (que se centra en la experiencia de una mujer musulmana en Nueva York) se encontró que tienen un sesgo en la percepción de los rostros árabes y caucásicos en comparación con sujetos de otras razas.

Los investigadores en este nuevo campo de la psicología narrativa de ficción todavía tienen mucho que explorar.  Por ejemplo ¿qué está ocurriendo en el cerebro cuando nos metemos en la vida de otra persona? También está la pregunta ¿cuánto tiempo duran  los efectos de la empatía a partir de la lectura de una narrativa ya leída?.

La ficción narrativa, con todas sus variantes, son un pedazo de la conciencia que se pasa de mente a mente. Cuando usted está leyendo o viendo un drama, está tomando en un pedazo de conciencia de otra persona que usted la hace como propia “, dijo finalmente Oatley.

Fuente: Cell Press

Deja un comentario