Llevar un diario de las emociones ayuda a los preocupones a mejorar su rendimiento

Algunas personas se preocupan más que otras. Desafortunadamente, las preocupaciones pueden influir negativamente en el desempeño futuro de las tareas. Un nuevo estudio que utiliza la retroalimentación electroencefalográfica encuentra que la solución a este dilema puede solucionarse fácilmente.

En el estudio, investigadores de la Universidad Estatal de Michigan descubrieron que simplemente escribir sobre nuestros sentimientos puede ayudarnos a realizar una tarea estresante próxima de manera más eficiente.

Los investigadores dicen que su estudio proporciona la primera evidencia neural sobre los beneficios de la escritura expresiva.

“Preocuparse toma recursos cognoscitivos; las personas que luchan con la preocupación están constantemente haciendo multitareas, están haciendo por un lado una tarea y tratando de controlar y suprimir sus preocupaciones al mismo tiempo por el otro lado”, explica el autor principal del estudio, Hans Schroder, un estudiante de doctorado en psicología y un interno clínico en la Escuela Médica McLean en Harvard.

“Nuestros hallazgos demuestran que si sacas estas preocupaciones de tu cabeza a través de la escritura expresiva, esos recursos cognitivos son liberados para trabajar hacia la tarea que estás completando y te vuelves más eficiente”.

Schroder realizó el estudio en la Universidad Estatal de Michigan con Jason Moser, profesor asociado de psicología y director del Laboratorio de Psicofisiología Clínica de la MSU, y Tim Moran, científico investigador de la Universidad Emory.

Para la investigación, los estudiantes universitarios identificados con ansiedad crónica a través de una medida de detección validada completaron una tarea en computadora que midió la exactitud de su respuesta y los tiempos de reacción.

Antes de la tarea, alrededor de la mitad de los participantes escribieron sobre sus pensamientos y sentimientos más profundos acerca de la próxima tarea durante ocho minutos; la otra mitad, en la condición de control, escribió sobre lo que hicieron el día anterior.

Mientras que los dos grupos realizaron la misma tarea aproximadamente con el mismo nivel de velocidad y precisión, el grupo de escritura expresiva realizó la tarea de manera más eficiente, lo que significa que utilizaron menos recursos cerebrales, medidos con electroencefalografía o EEG en el proceso.

“Aquí, los estudiantes universitarios que escribieron sobre sus preocupaciones fueron capaces de descargar estas preocupaciones y correr más rápido como un auto nuevo “, dijo Moser, “mientras que los estudiantes que no descargaron sus preocupaciones corrieron más como un auto antiguo usando más energía del cerebro para lograr los mismos resultados en la tarea. “

Aunque muchas investigaciones previas han demostrado que la escritura expresiva puede ayudar a los individuos a procesar traumas pasados ​​o eventos estresantes, el presente estudio sugiere que la misma técnica puede ayudar a las personas – especialmente a los preocupones – a prepararse para tareas estresantes en el futuro.

“La escritura expresiva hace que la mente trabaje menos duro en las próximas tareas estresantes, que es lo que no hacen los preocupones ya que ” queman ” sus mentes preocupadas, trabajando más y más”, dijo Moser.

Los hallazgos aparecen en línea en la revista Psychophysiology.

Fuente: Universidad Estatal de Michigan

Deja un comentario