Los altos estándares éticos pueden conducir a los gerentes a castigar más a los colaboradores

Una nueva investigación sugiere que establecer altos estándares éticos en las organizaciones pueden estar asociados con un estilo de gestión que castiga a los empleados.

El Dr.  Russell Johnson, profesor de la facultad de administración de la Universidad del Estado de Michigan, cree que la conducta ética conduce al agotamiento mental y a la “concesión de licencias morales” para atacar a los empleados.

Las licencias morales son  un fenómeno en el que la gente, después de hacer algo bueno, sienten que han ganado el derecho de actuar de una manera negativa, dijo Johnson.

Los investigadores del presente estudio encuestaron a 172 supervisores durante un período de varios días en diversas industrias, incluyendo venta al menudeo, la educación, la fabricación, y la atención sanitaria. El objetivo: examinar las consecuencias de un comportamiento ético para los líderes que lo exhibían.

Johnson dijo que no es fácil ser ético. “Ser líderes éticos implica que a menudo tienen que suprimir su propio interés (que tienen que hacer ‘lo correcto’ en lugar de ‘lo que es rentable’), y que tienen que controlar no sólo los resultados del rendimiento de los subordinados, sino también a los medios (para asegurar que las prácticas éticas y/o apropiadas fueran seguidas). “

El comportamiento ético lleva a la fatiga mental y moral así como a la concesión de licencias, y esto lleva a los líderes ser más abusivos con sus trabajadores. El abuso incluye ridiculizar, insultar, expresar ira hacia los empleados, o darles el tratamiento del silencio y de recordarles los errores o fracasos del pasado.

Los investigadores tienen recomendaciones para ayudar a los administradores a mitigar el estrés y mejorar las relaciones interpersonales con sus empleados.

Para combatir la fatiga mental, Johnson dijo que los gerentes deben invertir tiempo para realizar pausas durante la jornada laboral; dormir lo suficiente; comer sano, ejercitarse y  desconectarse cuando están fuera del trabajo (lo que incluye apagar el teléfono inteligente durante la noche).

Tratar de manejar las concesiones de licencias morales es complicado, ya que no hay mucha investigación sobre el tema. Sin embargo, Johnson sugiere que las empresas podrían considerar formalmente que tanto  requieran de  un comportamiento ético extremo.

“Si se requiere tal comportamiento, entonces es más difícil para los empleados que sienten que se han ganado el crédito o premio pues están realizando algo que es obligatorio”, dijo. “Es más probable que los colaboradores muestren comportamientos éticos cuando las personas sienten que voluntaria o libremente exhiben tal conducta.”

“El comportamiento ético también podría ser recompensado con reconocimientos sociales o incentivos. Pero el elogio o los premios deben venir tan pronto como suceda  la conducta ética con el fin de contrarrestar la concesión de licencias morales.”, dijo finalmente  Johnson.

Fuente: Journal of Applied Psychology

Deja un comentario