Los amigos y familiares pueden ayudar a las parejas a manejar sus conflictos diarios

Una nueva investigación sugiere que es de gran ayuda tener buenos amigos y familiares para recurrir a ellos para aliviar el estrés de los enfrentamientos cotidianos entre las parejas. Por otra parte, el estudio de la Universidad de Texas en Austin descubrió que las redes sociales pueden ayudar también  a brindar protección contra los problemas de salud causados ​​por la tensión diaria entre los cónyuges.

La doctora Lisa Neff, profesora asociada en el Departamento de Desarrollo Humano y Ciencias de la Familia, descubrió que “los cónyuges que informaron que estaban más satisfechos con sus amigos y familiares, porque sabían que podían conectarse con ellos durante algún conflicto marital, experimentaron menos estrés”.

El artículo es el primero en examinar el vínculo entre los niveles de cortisol (que es un indicador del estrés fisiológico) y los conflictos maritales que ocurren en el hogar de los cónyuges.

Los investigadores creen que los hallazgos son importantes porque más parejas en los Estados Unidos viven en comunidades separadas de donde residen sus familias y amigos.

“Encontramos que tener una red social confiable protege a los cónyuges de los efectos de los conflictos matrimoniales cotidianos”, dijo Neff.

“Mantener a unos cuantos buenos amigos es importante para resistir las tormentas dentro de un matrimonio.”

La investigación examinó a 105 parejas recién casadas que mantenían registros diarios de conflictos maritales en su entorno familiar y completaron cuestionarios sobre el número, la calidad y las características de sus conexiones con amigos y familiares.

Además, a  las parejas que participaron en el estudio se les tomaron muestras de saliva por la mañana y por la noche para hacerles pruebas de cortisol cada día durante seis días. Los niveles de cortisol durante el transcurso del día son una medida de la respuesta al estrés.

Los investigadores descubrieron que la calidad de sus amistades es más importante que el número de amigos o miembros de la familia.

Neff y sus colegas encontraron que las personas que reportaron tener incluso unos cuantos amigos o familiares con quienes hablar sobre sus conflictos maritales experimentaron niveles más bajos de estrés cuando surgieron estos.

El estrés que generan las  relaciones es difícil para todos. “Incluso el conflicto diario toma un peaje en la gente”, dijo Neff.

“Pero encontramos que la asociación entre el conflicto marital y las respuestas de cortisol desaparece completamente cuando la gente está feliz y satisfecha con su red social disponible”.

El estudio aparece en la edición en línea de Social Psychological and Personality Science.

Fuente: Universidad de Texas, Austin / EurekAlert

Deja un comentario