Los emojis y los emoticones aclaran nuestro mensaje cuando nos comunicamos a través de nuestros dispositivos inteligentes

Los expertos en Internet creen que más del 90 por ciento de los que están en línea en estos momentos incorporan emojis y emoticonos en sus textos y correos electrónicos.

Los primeros estudios han encontrado que estas pantallas tipográficas pueden ayudar en la comunicación intercultural y proporcionan una visión de las personalidades del usuario, información que podría ser de interés para las disciplinas que van desde la lingüística a la comercialización.

En un nuevo artículo, las psicólogas Linda Kaye, Stephanie Malone y Helen Wall comentan que  los emojis y emoticonos como herramientas son de gran utilidad para evaluar cómo nos relacionamos entre nosotros en la era digital.

Durante las interacciones cara a cara, las señales verbales y no verbales tales como los gestos, tono de voz y movimientos con las manos son esenciales para entender el significado de lo que estamos comunicando.

Los investigadores creen que los emojis y emoticones son utilizados de manera similar como ayudas visuales para aclarar y entender un mensaje.

“Usamos principalmente emojis  como una forma de mejorar las expresiones emocionales”, dijo Kaye, una ciberpsicóloga de Edge Hill en la Universidad del Reino Unido.

“Hay un montón de idiosincrasias en la forma en que los gestos, y emojis son similares, especialmente debido a las discrepancias en cuanto a cómo y por qué los usamos”.

Los emojis y emoticons, son populares en los sitios de redes sociales y aplicaciones de mensajería. Una encuesta del 2014 aplicada a 1.000 personas en los Estados Unidos mostró que sólo el 54 por ciento de los usuarios de emoticones estaban en el rango de edad de 18-34.

Comunicarse a través de una cara sonriente en realidad puede estar más estrechamente relacionado con la personalidad que la edad. “Si nos fijamos en los rasgos de la personalidad, como lo amable de alguien con otras personas, parece estar más relacionado con si usa o no emojis”, dijo Kaye.

Los psicólogos también quieren utilizar los datos en línea para entender cómo el comunicarse a través de emojis y emoticons puede proporcionar conocimientos sobre la inclusión social. Dependiendo de cómo usamos emojis, pueden afectar la manera en que nos percibimos.

“La gente está haciendo juicios sobre nosotros basados en cómo usamos emojis, y no son necesariamente precisos”, dice Kaye.

“Lo que necesitamos saber es que esos juicios pueden diferir dependiendo de dónde o con quién estemos usando esos emojis, como por ejemplo en el lugar de trabajo o entre los miembros de la familia”.

En los próximos años, la investigación en el campo de la ciberpsicología, probablemente ayudará a explicar si los emojis son un verdadero retrato de la emoción.

Además, los investigadores esperan entender cómo los emojis podrían servir como la intersección entre las interacciones de una persona en línea y cómo la naturaleza humana puede ser reflejada a través de los medios digitales.

Fuente: Trends in Cognitive Sciences.

Deja un comentario