EDUCATIVA

Los estudiantes aprenden mejor mientras están de pie

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una nueva investigación sugiere que el estudiar de pie mejora el rendimiento cognitivo entre los estudiantes de secundaria.

El estudio es el primero en encontrar evidencia de los beneficios neurocognitivos de recibir clases de pie – donde se dan a los estudiantes la opción de estar de pie o sentarse en función de sus preferencias.

Investigadores de la Universidad de Texas  estudiaron a alumnos del primer año de secundaria para evaluar su desempeño académico durante un año académico.

La Dra.Ranjana Mehta, autora principal del estudio, exploró los beneficios neurocognitivos utilizando cuatro pruebas computarizadas para evaluar las funciones ejecutivas. Las funciones ejecutivas son las habilidades cognitivas que todos utilizamos para analizar tareas, ponerlas en pasos y mantenerlos en mente hasta conseguir que se lleve a cabo dicha actividad.

Estas habilidades están directamente relacionadas con el desarrollo de muchas habilidades académicas que permiten a los estudiantes a manejar su tiempo con eficacia, memorizar hechos, entender lo que leen, resolver problemas, y organizar sus pensamientos por escrito.

Debido a que estas funciones se regulan en gran medida en las regiones frontales del cerebro, se utilizó un dispositivo portátil para obtener imágenes cerebrales y examinar los cambios asociados en la función cerebral frontal colocando biosensores en la frente de los estudiantes durante la prueba.

“Los resultados del ensayo indicaron que el uso continuo de estudiar de pie se asoció con mejoras significativas en la función ejecutiva y la capacidad de memoria”, dijo Mehta.

“También se observaron cambios en los patrones de activación cerebral correspondiente.”

Mientras que los estudios anteriores se han centrado en el gasto de energía, el presente estudio observó una mayor atención y un mejor comportamiento de los alumnos que estudian de pie. La investigación de la Dra Mehta es el primer estudio que no está sujeto al sesgo o la interpretación ya que examinó objetivamente las respuestas cognitivas de los estudiantes y la función cerebral durante el uso de la técnica denominada “escritorios de pie” (standing desks en inglés).

“Curiosamente, nuestra investigación mostró que el estudiar de pie mejora la función neurocognitiva, que es coherente con los resultados de estudios previos sobre los programas de ejercicios basados ​​en el estudio de pie”, dijo la Dra. Mehta.

“El siguiente paso será comparar directamente los beneficios neurocognitivos del estudio de pie en los ejercicios de los programas escolares.”

“Hay mucha evidencia anecdótica donde señalan los  profesores que los estudiantes se concentraron y se comportaban mejor con el uso del estudio de pie”, agregó el Dr. Marcos Benden, co-investigador y director del Centro Ergonómico  A & M de la Universidad de Texas.

“Este es el primer examen de las respuestas cognitivas de los alumnos al estudiar de pie, ya que hasta la fecha los estudios se han centrado en gran medida en el tiempo sedentario y su relación con la obesidad infantil.”

Los expertos creen que el continuar con esta investigación puede influir en  los políticos responsables en la educación, profesionales de salud pública y administradores escolares a considerar los cambios ambientales sencillos en las aulas.

Los pequeños cambios pueden ayudar a reducir la obesidad y mejorar los resultados del desarrollo y educación cognitivo.

Fuente: International Journal of Environmental Research and Public Health

Deja un comentario