Los jóvenes valoran el desinterés como principal rasgo masculino

Los jóvenes valoran el desinterés como principal rasgo masculino.

Un nuevo estudio canadiense revela que los hombres jóvenes de hoy están expandiendo el concepto de masculinidad tradicional al otorgarle una mayor prioridad a los rasgos de desinterés y apertura, a la vez que siguen valorando, pero poniendo un poco menos énfasis en la fortaleza física y la autonomía.

Basado en una encuesta de 630 hombres jóvenes (de entre 15 y 29 años) en el oeste de Canadá, los investigadores encontraron que el desinterés era el valor masculino más respaldado. Un total del 91 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo en que un hombre debería ayudar a otras personas con desinterés, y el 80 por ciento creía que un hombre debería devolverle algo a la comunidad con desinterés.

La apertura también ocupó un lugar destacado: el 88 por ciento dijo que un hombre debería estar abierto a nuevas ideas, nuevas experiencias y nuevas personas. La salud también se clasificó en un lugar alto, y la mayoría de los encuestados dijo que los hombres deberían estar sanos o en buena forma.

“Los jóvenes canadienses parecen tener valores masculinos que son claramente diferentes de los de generaciones anteriores. Estos valores pueden ir en contra de afirmaciones que dicen que los hombres jóvenes son típicamente hedonistas, hipercompetitivos y que arriesgan o descuidan su salud “, dijo el autor principal del estudio, el Dr. John Oliffe, profesor de enfermería que dirige el programa de investigación en salud masculina de la Universidad de Columbia Británica.

El coautor del estudio Nick Black, socio gerente de Intensions Consulting, una firma de investigación de mercado con sede en Vancouver, cree que muchos hombres jóvenes están ampliando su definición de masculinidad.

“Yo mismo como millennial, puedo ver estos valores reflejados en la vida de los hombres que me rodean”, dijo Black. “Quieren ser cuidadosos y fuertes, abiertos a los demás y autosuficientes, y no ven contradicción en estos valores”.

Si bien los valores “masculinos” tradicionales tenían una clasificación más baja en la escala, la mayoría de los participantes todavía los valoraban.

Por ejemplo, el 75 por ciento de los participantes dijeron que un hombre debería tener fortaleza física, en comparación con aquellos que dijeron que un hombre debería tener fortaleza intelectual (87 por ciento) o fortaleza emocional (83 por ciento). La autonomía llegó un poco más baja, con el 78 por ciento de los hombres de acuerdo en que un hombre debe ser “independiente”.

Oliffe dijo que se necesitan más estudios para incluir otros grupos de edad y ubicaciones geográficas, pero agrega que los hallazgos actuales podrían ser útiles para desarrollar programas más efectivos de atención de salud masculina.

“La brecha de la esperanza de vida se está cerrando entre hombres y mujeres, espero que se obtengan ganancias adicionales a través de estos valores emergentes relacionados con la salud, y nuestro trabajo continuo en la salud de los hombres”, dijo Oliffe.

Fuente: Universidad de Columbia Británica

Deja un comentario