DINERO

Los jóvenes y las personas mayores toman decisiones financieras para otros de forma diferente

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los jóvenes y las personas mayores toman decisiones financieras para otros de forma diferente.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de Singapur muestra que cuando se les pide a las personas que tomen decisiones financieras para otros, los adultos mayores tienden a tomar las mismas decisiones financieras que tomarían por sí mismos, mientras que los adultos jóvenes tienden a correr más riesgos con el dinero de otros.

“Nuestros resultados demuestran que los tomadores de decisiones de diferentes grupos de edad tienen diferentes objetivos motivacionales”, dijo el profesor asistente Yu Rongjun, líder del equipo, del Departamento de Psicología de la Facultad de Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Singapur (NUS, por sus siglas en inglés).

“Los adultos jóvenes pueden tratar las finanzas de los demás de manera diferente a la suya, tal vez considerándolos menos importantes. Por otro lado, las generaciones mayores pueden preocuparse más por la armonía social y la experiencia emocional, y tener menos énfasis en las ganancias materiales”.

Las personas a menudo necesitan tomar decisiones financieras por sí mismas y, a veces, en nombre de otros. Si bien las investigaciones han demostrado que los adultos jóvenes tienden a correr más riesgos cuando toman decisiones financieras por otros, hay una falta de datos científicos sobre el comportamiento de las personas mayores en la toma de decisiones.

Para abordar esta brecha de conocimiento, Yu y su equipo realizaron experimentos para comparar cómo los adultos jóvenes y los adultos mayores toman decisiones financieras, tanto para ellos como para otros.

La investigación se realizó entre 2016 y 2017 e involucró a 191 participantes de Singapur. Entre ellos, 93 eran adultos mayores con una edad promedio de 70, mientras que 98 eran adultos jóvenes con una edad promedio de 23.

Los participantes completaron una serie de pruebas computarizadas de toma de decisiones en las que fueron evaluados en base a las elecciones que hicieron bajo incertidumbres. Los investigadores utilizaron modelos computacionales para analizar dos aspectos de la toma de decisiones financieras de los participantes: la aversión a las pérdidas (tendencia a sopesar las pérdidas potenciales con mayor fuerza que las ganancias potenciales) y la asimetría de la aversión al riesgo (tendencia a ser adversa al riesgo para posibles ganancias y riesgos) buscando posibles pérdidas.

Los hallazgos revelan que cuando los adultos más jóvenes toman decisiones financieras en nombre de otros, corren más riesgos incluso cuando las decisiones ponen en desventaja a la persona por la que están actuando. Los adultos mayores, sin embargo, toman decisiones similares para sí mismos y para los demás. Por lo tanto, los hallazgos sugieren que los adultos mayores se preocupan más por el bienestar de los extraños.

“Aunque no manipulamos el poder de toma de decisiones y los participantes simplemente tomaron decisiones para los extraños en nuestro estudio, especulamos que patrones similares de toma de decisiones dependientes de la edad también pueden aplicarse al lugar de trabajo de la vida real”.

“Por ejemplo, un joven jefe puede elegir un plan de seguro para sus empleados y otro plan para sí mismo. El plan que escoge para otros puede ser más riesgoso y potencialmente desventajoso en comparación con el plan que elige para sí mismo. Por otro lado, es probable que un jefe mayor seleccione el mismo plan para su personal y para él mismo. Los hallazgos de este estudio resuenan con nuestra investigación anterior que mostró que los adultos mayores son más generosos con los extraños, dijo Yu.

Para profundizar su comprensión sobre el proceso de toma de decisiones financieras de personas de diferentes grupos de edad, el equipo de investigación realizará estudios de neuroimagen para observar las bases neuronales subyacentes de sus observaciones.

“Los ciudadanos en aproximadamente un tercio de los países del mundo dependen en gran medida de las decisiones tomadas por adultos mayores que pueden ser líderes gubernamentales, empresariales o comunitarios”, comento Yu.

“Es importante no solo entender cómo estas personas mayores toman decisiones por sí mismas, sino también cómo toman decisiones en nombre de otros, ya que sus decisiones pueden llevar a ganancias o pérdidas significativas”.

Los hallazgos se publican en la revista Psychology and Aging.

Fuente: National University of Singapore

Deja un comentario