Los juegos de matemáticas a nivel preescolar efectuados en casa están vinculados a un vocabulario más amplio

Según un nuevo estudio de la Universidad de Purdue, los padres que involucran a sus hijos preescolares en actividades de matemáticas en el hogar pueden ayudar a mejorar no solo las habilidades matemáticas de sus hijos, sino también su vocabulario general, tal vez con resultados aún mejores que solo leer.

“La exposición a números básicos y conceptos matemáticos en casa fueron predictivos en nuestro estudio, incluso más que la lectura de libros de cuentos u otras interacciones ricas en alfabetización, de mejorar el vocabulario general de los niños en edad preescolar”, dijo Amy Napoli, estudiante de doctorado en el Departamento de Desarrollo Humano y Estudios Familiares quien dirigió el estudio

“Y es el diálogo una de las razones por las que pensamos que ayuda a estos niños a mejorar sus habilidades del lenguaje oral, cuando los padres les enseñan matemáticas a sus hijos y hacen preguntas sobre valores y comparaciones”.

Hay varias maneras en que los padres pueden fomentar el aprendizaje matemático en el hogar, como hablar sobre contar, conectar números a cantidades y comparar valores. También ayuda a centrarse en contar, como  por ejemplo “hay tres galletas para un bocadillo” en lugar de “hay galletas para un bocadillo”.

“Este enfoque en matemáticas generalmente no sucede en casa, pero esto muestra que cuando los padres incluyen conceptos matemáticos puede marcar la diferencia”, dijo Napoli, quien está trabajando en herramientas para ayudar a los padres a mejorar las instrucciones relacionadas con las matemáticas en el hogar.

“Cuando se trabaja con las familias, hay un aspecto de ansiedad relacionado con las matemáticas y esa es probablemente la razón por la que más padres se centran en la alfabetización que en las matemáticas. Pero, si introducen el contar, entonces puede esto también enseñarle algo a su hijo”.

Para el estudio, los investigadores evaluaron a 116 niños en edad preescolar de entre tres y cinco años. El equipo de investigación evaluó las habilidades matemáticas y del lenguaje de los niños en el otoño y la primavera del año preescolar y también tomó en cuenta lo que sus padres habían informado acerca de las actividades de matemáticas y alfabetización en el hogar. El compromiso de las familias en matemáticas predijo la mejora de los niños a lo largo del tiempo.

Los investigadores advierten que estos hallazgos solo muestran una correlación y que se necesita un trabajo experimental futuro para evaluar la naturaleza causal de estos hallazgos. Esta investigación es un trabajo continuo respaldado por el Departamento de Desarrollo Humano y Estudios Familiares de Purdue.

“Nunca es demasiado temprano para hablar sobre números y cantidades. Una de las primeras palabras que los niños pequeños aprenden es ‘más’ “, dijo el Dr. David Purpura, profesor asistente en el Departamento de Desarrollo Humano y Estudios Familiares, y autor principal del estudio.

Los hallazgos se publicaron en línea en el Journal of Experimental Child Psychology.

Fuente: Universidad de Purdue

Deja un comentario