Los movimientos del cuerpo pueden dar indicios de la personalidad y la salud mental de una persona

Un nuevo estudio confirma que los movimientos del cuerpo de una persona pueden ofrecer pistas sobre su rasgos de personalidad y la manera de interactuar con los que se mueven en de una manera similar. De hecho, la forma en que el cuerpo de una persona se mueve puede incluso dar una idea de su salud mental.

El nuevo estudio, realizado por investigadores de las Universidades de Exeter, Bristol, Montpellier, y de Nápoles Federico II, sugiere que cada persona tiene una firma individual de movimiento, que es un plano de las diferencias sutiles en el cómo uno se mueve en comparación con otra persona en términos de velocidad o peso del movimiento.

El uso de un juego popular, en el que a dos participantes se les pide imitar los movimientos del otro, permitió a los  investigadores encontrar que las personas con los movimientos del cuerpo similares tienden a mostrar un comportamiento colectivo más organizado.

El equipo de investigación cree que estos hallazgos sugieren que las personas con planos de movimiento similares les permitirán a estas personas  coordinarse entre sí durante las interacciones interpersonales.

Los investigadores también creen que la firma individual de movimiento de una persona, así como la forma en que interactúan con los demás, puede ofrecer una idea de su estado de salud mental, y por lo tanto allanar el camino para la predicción personalizada en el diagnóstico o tratamiento futuro.

“A pesar de que el movimiento humano ha sido muy bien estudiado, lo que es mucho menos conocido son las diferencias de cada uno de nosotros cuando mostramos  nuestros movimientos – si por ejemplo se mueve más rápido, o más suavemente, ,” dijo la profesora Krasimira Tsaneva-Atanasova, de la Universidad de Exeter.

“Este estudio muestra que las personas que se mueven de una manera determinada, también reaccionarán de manera similar cuando realizan tareas conjuntas. En esencia, nuestros movimientos dan una idea de los rasgos inherentes de nuestra personalidad”.

“Lo que demostramos en nuestra investigación  es que la gente normalmente reaccionan e interactúan con las personas que son similares a ellas. Además nuestro estudio también indica que el movimiento es una indicación de las características del comportamiento de una persona. Por lo tanto, esto podría ser utilizado en el futuro para ayudar a diagnosticar pacientes con ciertas condiciones mediante al estudiar cómo se mueven y reaccionan a los demás”.

Fuente: Royal Society Journal Interface

Deja un comentario