Los niños con TDAH tienen disminuida su habilidad para reconocer las expresiones faciales

Una nueva investigación apunta a que los niños afectados por el Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH tienen notablemente mermada la habilidad para reconocer las expresiones faciales. Esto puede desembocar en problemas sociales los cuales tienden a excluirlos de las actividades sociales de su entorno.

El equipo de Ryusuke Kakigi, del Instituto Nacional para las Ciencias Fisiológicas, uno de los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón, así como Masami K. Yamaguchi e Hiroko Ichikawa, de la Universidad Chuo en el mismo país, identificó las características de la capacidad que niños con TDAH poseen para reconocer expresiones faciales. El análisis de dicha capacidad de reconocimiento  se hizo mediante la medición de cambios hemodinámicos (cambios en el flujo sanguíneo) en el cerebro.

El grupo de investigación mostró imágenes de una expresión feliz o una expresión enfadada a 13 niños con TDAH y a 13 niños con desarrollo normal, e identificaron el lugar del cerebro activado en ese momento. Utilizaron una técnica no invasiva de espectroscopia en el infrarrojo cercano para medir la actividad cerebral.

Los investigadores encontraron que los niños con desarrollo normal mostraron una respuesta hemodinámica notable tanto frente a la expresión feliz como a la de enfado en el hemisferio derecho del cerebro. En cambio, los niños con TDAH mostraron una respuesta hemodinámica notable solo ante la expresión feliz, no observándose ninguna actividad específica para la expresión de enfado. Esta diferencia en la base neurológica para el reconocimiento de la expresión facial podría ser responsable, al menos en parte, de los problemas de adaptación social de estos niños y de las dificultades que tienen en el establecimiento de relaciones con otros compañeros.

Más estudios en esta línea son importantes que se lleven a cabo para poder validar estos  hallazgos  y profundizar sobre estos de tal modo que se puedan sugerir acciones que ayuden de una forma u otra a los niños con TDAH  a reconocer mejor las expresiones faciales lo que repercutiría positivamente en sus relaciones sociales.

 

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com

 

Deja un comentario