SEXUALIDAD

Los padres deben tener conversaciones continuas con sus hijos adolescentes sobre el sexo

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los padres deben tener conversaciones continuas con sus hijos adolescentes sobre el sexo.

Para muchos padres, tener una “conversación” con su hijo sobre el sexo es un evento único. Una nueva investigación ahora sugiere que cuando se trata de adolescentes, una conversación vaga y genérica sobre el sexo no es suficiente.

La profesora de vida familiar de la Universidad Brigham Young, la Dra. Laura Padilla-Walker, descubrió que la comunicación continua sobre el sexo entre padres y sus hijos adolescentes beneficia la relación padre-hijo y conduce a una actividad sexual más segura a los 21 años.

“Nuestra cultura actual está altamente sexualizada, por lo que los niños están aprendiendo sobre la sexualidad de una manera fragmentada desde una edad temprana”, dijo Padilla-Walker.

“La investigación sugiere que los padres pueden ser un medio eficaz para enseñar a sus hijos sobre la sexualidad de una manera apropiada para el desarrollo, pero eso no ocurre si los padres solo tienen una conversación única, incómoda, a menudo unilateral”.

Padilla-Walker evaluó la comunicación entre 468 padres e hijos entre 14 a 18 años. Se contactó con las familias participantes cada verano durante 10 años y evaluó su nivel de comunicación sexual.

Cada verano, los participantes respondieron a una medida de cuatro ítems que evalúa la comunicación entre padres e hijos sobre la sexualidad y evita el riesgo sexual.

Los investigadores descubrieron que tanto los adolescentes como sus padres informaron niveles relativamente bajos de comunicación sexual, aunque los adolescentes informaron niveles incluso más bajos que sus padres. Esos niveles, en su mayor parte, se mantuvieron constantes.

“Ya sea que los padres piensen o no que están hablando de sexualidad, los hijos generalmente reportan bajos niveles de comunicación”, agregó Padilla-Walker.

“Así que los padres necesitan aumentar la comunicación sexual incluso si sienten que están haciendo un trabajo adecuado”.

Un aumento en la comunicación sexual entre padres e hijos, se encontró que puede ayudar a los adolescentes a sentirse seguros acudiendo a sus padres con preguntas e inquietudes. También se descubrió que la comunicación sexual continua daba como resultado una actividad sexual más segura a los 21 años, un hallazgo que debería aumentar la urgencia que sienten los padres por tener conversaciones con sus hijos.

Incluso si los padres no anticipan que sus hijos serán sexualmente activos antes del matrimonio, ellos deben saber que, “todos los niños se están desarrollando sexualmente y necesitan una comunicación continua y de alta calidad con los padres sobre los sentimientos que están experimentando” comentó Padilla-Walker.

En el futuro, Padilla-Walker espera explorar la calidad de las conversaciones que los padres tienen con sus hijos sobre el sexo, específicamente si los padres son abiertos y accesibles o si utilizan tácticas de miedo y negatividad.

“Me gustaría ver una trayectoria ascendente de comunicación entre padres e hijos a medida que los niños envejecen”, dijo Padilla-Walker.

“Los padres deben hablar con frecuencia con sus hijos sobre muchos aspectos de la sexualidad de una manera que ayude al niño a sentirse cómodo y escuchado, pero nunca avergonzados”.

El estudio aparece en la revista Journal of Adolescent Health.

Fuente: Universidad Brigham Young

Deja un comentario