NOTICIAS

Los perros entienden las emociones que se expresan en tu cara

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los perros entienden las emociones que se expresan en tu cara.

Los perros son capaces de entender las emociones detrás de una expresión en un rostro humano. Por ejemplo, si un perro gira la cabeza hacia la izquierda, podría estar aprendiendo que alguien está enojado, temeroso o feliz. Si hay una expresión de sorpresa en la cara de una persona, los perros tienden a girar la cabeza hacia la derecha. Las frecuencias cardíacas de los perros también aumentan cuando ven a alguien que está teniendo un mal día, dicen Marcello Siniscalchi, Serenella d’Ingeo y Angelo Quaranta de la Universidad de Bari Aldo Moro en Italia. El estudio en la revista Learning & Behavior de Springer es el último en revelar cuán conectados están los perros con las personas. La investigación también proporciona evidencia de que los perros usan diferentes partes de sus cerebros para procesar las emociones humanas.

Al vivir en estrecho contacto con humanos, los perros han desarrollado habilidades específicas que les permiten interactuar y comunicarse de manera eficiente con las personas. Estudios recientes han demostrado que el cerebro canino puede captar las señales emocionales contenidas en la voz de una persona, el olor corporal y la postura, así como leer sus rostros.

En este estudio, los autores vieron lo que sucedió cuando presentaron fotografías de las mismas caras de los dos adultos (un hombre y una mujer) a 26 perros. Las imágenes se colocaron estratégicamente a los lados de la línea de visión de los animales y las fotos mostraron un rostro humano que expresaba una de las seis emociones humanas básicas: ira, miedo, felicidad, tristeza, sorpresa, disgusto o ser neutral.

Los perros mostraron una mayor respuesta y actividad cardíaca cuando se mostraron fotografías que expresaban estados emocionales excitantes como la ira, el miedo y la felicidad. También tardaron más en reanudar su alimentación después de ver estas imágenes. El aumento de la frecuencia cardíaca de los perros indicó que en estos casos experimentaron mayores niveles de estrés.

Además, los perros tendían a girar la cabeza hacia la izquierda cuando veían rostros humanos que expresaban enojo, miedo o felicidad. Al revés ocurrió cuando las caras parecían sorprendidas, posiblemente porque los perros lo ven como una expresión relajada y no amenazante. Por lo tanto, estos hallazgos respaldan la existencia de una modulación emocional asimétrica del cerebro de los perros para procesar las emociones humanas básicas.
“Las emociones negativas claramente excitantes parecen procesadas por el hemisferio derecho del cerebro de un perro, y las emociones más positivas por el lado izquierdo”, dijo Siniscalchi.

Los resultados respaldan el de otros estudios realizados en perros y otros mamíferos. Estos muestran que el lado derecho del cerebro juega un papel más importante en la regulación del flujo simpático hacia el corazón. Este es un órgano fundamental para el control de la respuesta conductual de “lucha o huida” necesaria para la supervivencia.

Fuente: Springer

Referencia del artículo:

Marcello Siniscalchi, Serenella d’Ingeo, Angelo Quaranta. Orienting asymmetries and physiological reactivity in dogs’ response to human emotional faces. Learning & Behavior, 2018; DOI: 10.3758/s13420-018-0325-2

Deja un comentario