Los suicidios en el trabajo aumentan en Estados Unidos

El suicidio es la causa principal de muerte en los EE.UU., con más de 36.000 muertes al año.

A nivel mundial, la muerte por suicidio se aproxima a la asombrosa cantidad de un millón de muertes al año.

Ahora, un nuevo estudio que apareció en la American Journal of Preventive Medicine analiza la tendencia al alza de los suicidios que se producen en el lugar de trabajo e identifica las ocupaciones específicas en las que las personas están en mayor riesgo.

El American Journal of Preventive Medicine reporta que la más alta tasa de suicidios  en el lugar de trabajo es en ocupaciones de servicios de protección (5,3 por millón), que es más de tres veces al promedio nacional de 1,5 por millón.

“La ocupación puede definir en gran medida la identidad de una persona, y los factores de riesgo para el suicidio, como la depresión y el estrés, pueden ser provocados por el lugar de trabajo”, comentó la  investigadora principal del estudio la Dra. Esperanza M. Tiesman, epidemióloga de la División de Investigación de Seguridad en el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH por sus siglas en inglés).

Una visión más amplia de la vida laboral, la salud pública y seguridad en el trabajo podría permitir una mejor comprensión de los factores de riesgo de suicidio y cómo abordarlos. El suicidio es un resultado multifactorial y, por tanto, existen múltiples oportunidades para intervenir en la vida de un individuo – incluyendo en el lugar de trabajo.

Ante la escalada de suicidios en el  lugar de trabajo, Tiesman cree que los programas educativos y de formación gerencial pueden detectar a tiempo los  comportamientos suicidas, sobre todo entre las ocupaciones de alto riesgo.

En el estudio, los investigadores compararon los suicidios en el lugar de trabajo frente a los suicidios fuera del área laboral en los EE.UU. entre 2003 y 2010, con datos de diferentes fuentes serias.

Los investigadores descubrieron que algo más de 1.700 personas murieron por suicidio en el lugar de trabajo durante este período, con una tasa global de 1,5 por millón de trabajadores.

En el mismo período, 270.500 personas murieron por suicidio fuera del lugar de trabajo, con una tasa global de 144,1 por cada millón de personas.

Examinando los datos a través de líneas de trabajo, los investigadores encontraron que los suicidios en el lugar de trabajo eran 15 veces mayor para los hombres que para las mujeres y casi cuatro veces más altas para los trabajadores de 65 a 74 que para los trabajadores de 16-24 años de edad.

Varias ocupaciones consistentemente han sido identificados como de alto riesgo de suicidio como son: los agentes del orden, los agricultores, médicos y soldados.

Los investigadores señalaron que una de las hipótesis que pueden explicar el mayor riesgo de suicidio entre las ocupaciones específicas es la disponibilidad y el acceso a medios letales, como los medicamentos  y las armas de fuego en el caso de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

También se han encontrado factores como el estrés en el lugar de trabajo y  factores económicos  estar vinculados con el suicidio.

“Esta tendencia al alza de los suicidios en el trabajo pone de relieve la necesidad de investigaciones adicionales para entender los factores de riesgo a ocupaciones específicas y desarrollar programas preventivos e implementarlos en el lugar de trabajo”, comentó finalmente Tiesman.

Fuente: American Journal of Preventive Medicine

Deja un comentario