Los teléfonos inteligentes pueden ayudar a aumentar la actividad física

A veces se culpa a los videojuegos, computadoras y la tecnología en general de crear un estilo de vida sedentario por la falta de actividad física.

Pero un nuevo estudio sugiere que la tecnología realmente puede ser utilizada para mejorar la actividad física a través de los teléfonos inteligentes que pueden enviar recordatorios a la gente para levantarse y moverse.

El estudio piloto, patrocinado por la Sociedad Americana del Cáncer, sugiere que los avisos programados en un teléfono inteligente son un método eficaz para recordar y motivar a una persona a levantarse, estirarse, salir a caminar, o hacer otra actividad física.

A pesar de las advertencias sobre el lado negativo de la inactividad, los adultos en los EE.UU. pasan un promedio de ocho horas de vigilia en forma sedentaria por día. Pocas intervenciones se han centrado específicamente en la disminución y la interrupción del tiempo sedentario y mucho menos se sabe sobre el papel de los teléfonos inteligentes en este terreno.

Los doctores Darla E. Kendzor y Kerem Shuval, pertenecientes al Centro de Ciencias de  la Salud de la Universidad de Oklahoma exploraron si los teléfonos inteligentes tienen el potencial de influir en la conducta sedentaria. Como un dato interesante, casi dos de cada tres adultos estadounidenses tienen un teléfono inteligente.

Se formaron al lazar dos grupos, uno de control y otro experimental. Los participantes de este último grupo usaron acelerómetros, para medir el movimiento, y llevaron sus teléfonos inteligentes durante siete días consecutivos.

Los participantes del grupo experimental recibieron mensajes haciendo hincapié en que una larga sesión ininterrumpida era mala para su salud, y animándoles a ponerse de pie así como moverse más y sentarse menos.

Durante el período de estudio de siete días, los participantes del grupo experimental tuvieron significativamente menos minutos de tiempo sedentario diariamente y más minutos diarios de tiempo activo que los pertenecientes al grupo control. Los acelerómetros registraron tres por ciento menos tiempo sedentario que los participantes del grupo control, lo que equivale aproximadamente a 25 minutos de tiempo dedicado a la actividad y no a la conducta sedentaria en un día determinado.

Los autores del estudio, comentaron que el uso  de los teléfonos inteligentes para incentivar a ponerse en movimiento a las personas parece ser una estrategia prometedora para la reducción de la conducta sedentaria y el aumento de la actividad física. Sin embargo los investigadores  consideran que se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos preliminares.

Fuente: Journal of Medical Internet Research

Deja un comentario