Los tenistas masculinos pueden ser más propensos a disminuir su desempeño bajo presión

Los atletas masculinos son mucho más propensos a ahogarse bajo presión que sus homólogos femeninos, según una nueva investigación.

El nuevo estudio de investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev (BGU) en Israel, fue parte de un estudio mayor sobre el torneo de tenis Grand Slam masculino y femenino.

El estudio examinó estas competiciones atléticas de alto nivel, describiéndolas como “un escenario único en el que dos profesionales compiten en un concurso de la vida real con altas recompensas monetarias”, para evaluar cómo los hombres y las mujeres responden a la presión competitiva en situaciones comparables.

“Nuestra investigación demostró que los hombres se ahogan constantemente bajo presión competitiva, pero con respecto a las mujeres los resultados son mixtos”, dijo el Dr. Mosi Rosenboim del Departamento de Gestión de BGU. “Sin embargo, incluso si las mujeres muestran una caída en el rendimiento en las etapas más cruciales del partido, sigue siendo un 50 por ciento menos que la de los hombres”.

Los investigadores analizaron datos sobre los primeros sets de los cuatro torneos de Grand Slam en 2010, sumando un total de 4.127 mujeres y 4.153 hombres tenistas.

El propósito del estudio fue arrojar luz sobre cómo hombres y mujeres responden a la presión competitiva y utilizar sus conclusiones para comprender mejor el mercado de trabajo, agregó el Dr. Danny Cohen-Zada del Departamento de Economía de BGU.

“Por ejemplo, nuestros resultados no apoyan la hipótesis existente de que los hombres ganan más que las mujeres en trabajos similares porque responden mejor que las mujeres a la presión”, dijo Dr. Danny Cohen-Zada.

Los investigadores señalan que se debe tener cuidado al aplicar las conclusiones del estudio directamente al mercado de trabajo.

“Por un lado, mientras analizamos cómo las tenistas femeninas responden a la presión en un concurso que es homogéneo con respecto al género, en el mercado de trabajo las mujeres deben responder a la presión competitiva en un entorno diferente donde, por ejemplo, compiten con hombres “, dijo el Dr. Alex Krumer, coautor del artículo, del Instituto Suizo de Investigaciones Económicas Empíricas de la Universidad de St. Gallen.

“Además, los jugadores de tenis pueden tener diferentes preferencias y características por lo que no necesariamente los hacen sujetos representativos”, añadió el Dr. Alex Krumer. “Sin embargo, el hecho de que hemos descubierto pruebas tan sólidas de que las mujeres pueden responder mejor que los hombres a la presión competitiva requiere una investigación más profunda en otros entornos de trabajo de la vida real”.

Según los investigadores, el estrés influenciado por un inicio de niveles elevados de cortisol es uno de los posibles culpables, y citan otros estudios que han demostrado que altas cantidades de cortisol se correlacionan con pobres servicios en tenis y peores desempeños en el golf.

“Esta literatura indica que en respuesta a los desafíos de logro, los niveles de cortisol aumentan más rápidamente entre los hombres que entre las mujeres, y que los altos niveles pueden perjudicar las habilidades críticas de la mente”, dijo el Dr. Offer Moshe Shapir del Centro de Educación Empresarial y la investigación en la NYU Shanghai.

Fuente: American Associates, Ben-Gurion University of the Negev

Deja un comentario