BIOGRAFIAS

MARIE BONAPARTE: SU VIDA Y SU OBRA EN POCAS PALABRAS

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Marie Bonaparte nació en 1882 en Saint-Cloud, Francia. Hija de Roland Bonaparte, a su vez nieto de Lucien, hermano del emperador, era por lo tanto sobrina bisnieta de Napoleón Bonaparte. La madre había muerto al nacer ella, por lo que Marie tuvo una infancia y una adolescencia trágicas. Criada por el padre, que no se interesaba más que por sus actividades de geógrafo y antropólogo, y por la abuela paterna, verdadera tirana doméstica, ávida de éxito y notoriedad. Marie tiene todos los rasgos de un personaje novelesco.

Su matrimonio concertado con el príncipe Georges, de Grecia (1869-1957), un homosexual al mismo tiempo libertino, alcohólico y conformista, hizo de ella una alteza real colmada de honores y celebridad, pero siempre obsesionada por la búsqueda de una causa noble, y en particular por el problema de su frigidez.

Cuando visitó a Freud en Viena, en 1925, por consejo de René Laforgue, estaba al borde del suicidio, y acababa de publicar, bajo el seudónimo de Narjani, un artículo en el cual ponderaba los méritos de una intervención quirúrgica, de moda en esa época, que consistía en acercar el clítoris a la vagina, a fin de transferir el orgasmo clitoridiano a la zona vaginal. Ella creía que de tal modo se podía remediar la frigidez, y no vaciló en experimentar la operación en su propio cuerpo, sin obtener el menor resultado.

Gracias al minucioso trabajo de Celia Bertin, la única entre los autores que tuvo acceso a los archivos de la familia, conocemos ahora la vida de esta princesa, querida por Sigmund Freud.  Marie Bonaparte formó parte del grupo de doce miembros fundadores de la Sociedad Psicoanalítica de París en 1926  y de la Revista Francesa de Psicoanálisis. .

Pagó un rescate considerable para arrancar a Freud de las garras de la Gestapo; salvó sus manuscritos y se instaló en Londres con la familia de él. Su actividad sin desfallecimiento al servicio de la causa le valió un lugar central en Francia, y llegar a ser una de las personalidades más respetadas del movimiento freudiano.

Marie Bonaparte ejerció como psicoanalista hasta su muerte en 1962. Finació las exploraciones antropológicas de Géza Róheim, y aportó el financiamiento para el proyecto que permitiera a James Strachey hacer la primera traducción de las obras completas de Freud al inglés ( y resguardando la correspondencia de Freud a Wilhelm Fliess (aunque Freud había sugerido que fuera destruida).

 

Fuente: Tu analista

 

 

 

Deja un comentario