SOCIAL

¿Permitirías que te dieran un electroshock para evitar quedarte a solas con tus pensamientos?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

El quedarse a solas con nuestros pensamientos puede ser una tortura. Los insomnes sufren agonías ya que se encuentran despiertos noche tras noche y prefieren que ya llegue el día pues es para ellos mucho mejor levantarse y hacer algo – cualquier cosa – en lugar de agitarse en la cama solos con su mente inquieta como compañía. Las emociones negativas como la culpa, la duda y la ansiedad están fuera de control durante la noche. La luz del día, con sus tareas rutinarias y la interacción social, por lo general envía estos monstruos de nuestra imaginación corriendo de vuelta a sus cuevas, pero pueden reaparecer cuando no hay distracciones externas para ocupar la mente.

Algunas personas buscarían medidas extremas  para evitar que esto suceda, como lo demostraron una serie de experimentos llevados a cabo en 2014 por psicólogos de Harvard y la Universidad de Virginia. A un grupo de  estudiantes universitarios se les instruyó  para que permanecieran  solos hasta por 15 minutos en una habitación escasamente amueblada, sin adornos y “entretenerse con sus pensamientos”. Se les permitió pensar en lo que quisieran, siendo las únicas reglas que debían permanecer sentados y despiertos. Como era de esperarse, la mayoría informó  que habían encontrado dificultades para concentrarse, con cerca de la mitad del grupo diciendo que no disfrutaron de la experiencia.

Un experimento de seguimiento, reveló que muchos encontraron que el que los dejen solos en una habitación vacía, sin nada para ocupar sus mentes era muy desagradable  que preferirían  recibir un electroshock.

Este es un paso para explicar por qué muchas personas encuentran inicialmente la meditación muy frustrante, porque el sentarse tranquilamente con sus ojos cerrados es invitar a la mente a vagar aquí, allá y en todas partes. De hecho, este es el punto central de la meditación, porque aprender a notar cada vez que su mente se ha extraviado es el secreto para calmarse

El propósito de la atención plena (mindfulness)  y la meditación es desarrollar la capacidad para calmar la mente a voluntad. “Sin esta formación,” los psicólogos concluyeron, “la gente prefiere hacer cualquier cosa para pensar, incluso si lo que están haciendo es tan desagradable que hasta pagarían para evitarlo. La mente ignorante no le gusta estar sola consigo misma”

Fuente: www.theguardian.com

Deja un comentario