¿Por qué algunos colaboradores dejan un buen trabajo?

Cuando los empleados de alto valor renuncian a sus puestos de trabajo por un mejor salario o más responsabilidad en otra organización, algunos jefes lo toman muy personal, sobre todo si su relación había sido  buena. Sin embargo un nuevo estudio muestra que los empleados tienden a dejar a los buenos jefes casi tan a menudo como a los malos jefes.

Y si bien puede parecer contradictorio que un trabajador dejaría a un buen jefe o un buen trabajo, hay varias razones de porque lo hacen. Una de ellas es que los buenos jefes tienden a invertir en sus trabajadores, a menudo hasta el punto de que superan las responsabilidades del trabajo actual.

“Lo que encontramos es que si usted tiene un buen jefe, que va a invertir en usted tiempo para desarrollarlo, usted va a convertirse en un colaborador más competente, lo que también significa que tiene más demanda como trabajador en el mercado laboral “, dijo el Dr. Ravi S. Gajendran, profesor de administración de empresas en la Universidad de Illinois.

“Se podría ascender en la organización, pero ese camino no siempre puede estar disponible. Los jefes también pueden internamente decir “no quiero que te vayas”, porque están perdiendo un empleado valioso, pero saben que no tienen mucho que ofrecerles para retenerlos.

“Y es por eso que las personas dejen a los buenos jefes, precisamente porque los buenos jefes invierten y desarrollan a sus empleados. Por lo general consiguen un mejor trabajo con más responsabilidades en su próximo  trabajo”.

Aunque ese escenario podría dejar a los gerentes en un aprieto, los resultados apuntan a un rayo de luz cuando los empleados valiosos acaban de salir de una  organización.

“Aquellos en convertirse pronto en ex empleados son propensos a tener una buena imagen de la organización que les dio la oportunidad de desarrollarse”, dijo Gajendran. “Como resultado, son más propensos a estar abierto a una reunión con la organización  a la que trabajaron, pero también podrían ser una buena fuente de información para la compañia.”

Para las empresas en industrias con mercados laborales competitivos, las organizaciones están viendo cada vez más el valor de las redes sociales para que los antiguos empleados de alto nivel se mantengan en contacto.

Según la investigación, esto ayuda a los jefes, al menos, a hacer un esfuerzo para retener a los empleados, incluso si piensan que es poco probable que vayan a aceptar una oferta para quedarse.

“Si los directivos no hacen un intento por retener a un empleado, el empleado piensa, ‘Mira, yo pongo todo este esfuerzo y a nadie parece importarle’. Esos ex empleados son menos propensos a ayudar a la organización después”, comentó Gajendran.

“Los gerentes que hacen un intento de buena fe en la retención de los empleados consiguen obtener la más buena voluntad de los ex colaboradores. Cuando la gente cree que fueron valorados por su antigua organización, son más propensos a tener una buena imagen  de la organización y, por lo tanto, hay más probabilidades de ser una fuente de beneficios futuros “.

“Si usted es un gerente que ha derramado una gran cantidad de recursos en el desarrollo de un empleado, su primer instinto podría ser reaccionar de manera negativa cuando un buen colaborador se va. Pero es una oportunidad para mantener una buena relación con él o ella. Y reconocer que no es algo personal, sino una oportunidad para construir una relación con alguien de otra compañía a largo plazo” comentó finalmente Gajendran.

Fuente: Universidad de Illinois

Deja un comentario