Practicar la conciencia plena ayuda a controlar nuestro peso

Un nuevo estudio de salud considera que practicar la atención plena, se asocia con menos grasa corporal.

Investigadores de la Universidad de Brown llegaron a esta conclusión después de estudiar a cerca de 400 personas.

Los investigadores señalan que la atención plena a que se refieren no tiene que ver con la técnica de  meditación mindfulness. En cambio, la atención plena a la que se refieren es más bien un rasgo de la personalidad inherente, aunque también se puede enseñar.

“Esta es la atención que practican las personas todos los días.  Donde la mayoría de estas personas no están meditando”, dijo el autor principal de estudio, el Dr. Eric Loucks, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown.

El Dr. Loucks analizó información proporcionada 400  personas   que contestaron a una “Escala de Conciencia de Atención”. Donde los participantes se ubicaron en una escala continua donde había  afirmaciones como “Me resulta difícil mantenerme concentrado en lo que está sucediendo en el presente” y en el otro extremo decía  “Yo podría estar experimentando una emoción y no estar consciente de ello hasta algún tiempo después.”

Los investigadores también midieron la cantidad de grasa en vientre y cadera que cada persona tenía. También se reunieron mediciones del índice de masa corporal y otros datos sobre la salud de cada participante, como estilo de vida y la demografía donde vivían.

El equipo de investigación encontró que, incluso después de tomar en cuenta una multitud de posibles factores  (por ejemplo, la edad, el tabaquismo, nivel socioeconómico), las personas con puntuaciones por debajo de cuatro en la  “Escala de Conciencia de Atención” tenían más probabilidades de ser obesas que las personas con una puntuación de seis.

Debido a que los voluntarios habían participado desde la infancia en previos estudios, los investigadores pudieron saber si eran obesos cuando eran niños.

Investigaciones anteriores han encontrado que la atención plena puede ayudar a las personas a superar los antojos y comer una dieta más saludable. Por lo tanto, el desarrollar esta capacidad puede ser una herramienta cognitiva muy útil para que la gente supere sus antojos.

Del mismo modo, que  las personas anulan su aversión para iniciar el ejercicio (las investigaciones sugieren que la gente se siente muy bien después de hacer ejercicio, pero con frecuencia se sienten ambivalentes sobre cómo empezar).

Estudios específicos como estos sobre los beneficios de la atención plena pueden ayudar a determinar si en verdad tiene un papel causal en la reducción de riesgo de obesidad. Estudios anteriores de la atención plena en la pérdida de peso han arrojado resultados prometedores pero aún no concluyentes, dijo finalmente el Dr. Loucks.

Fuente: Journal of Behavioral Medicine.

Deja un comentario