Psicoterapia Integrativa: una respuesta apropiada y eficaz para cada persona

En las últimas décadas, se ha consolidado un movimiento hacia la integración en psicoterapia, entendiendo que cada sistema terapéutico particular proporciona sólo respuestas parciales a los problemas que plantea la clínica psicológica. Bajo esta tendencia es cómo surge la  Psicoterapia Integrativa que es un enfoque  que unifica varios modelos terapeutas que permite responder de forma apropiada y eficaz a la persona en el plano afectivo, conductual, cognitivo y fisiológico; también trata la dimensión espiritual de la vida.

El término “integrativa” se refiere al proceso de integrar la personalidad: asimilar aspectos aceptados, no conscientes o no resueltos de uno mismo y hacerlos parte de una personalidad cohesionada, reduciendo el uso de mecanismos de defensa que inhiben la espontaneidad y limitan la flexibilidad en la resolución de problemas, en el mantenimiento de la salud, y en las relaciones con las personas, con el fin de reincorporarse al mundo con plena capacidad de contacto. A través de la integración, se hace posible para las personas afrontar cada momento abiertamente y de forma espontánea sin la protección de una opinión, postura, actitud, o expectativa formadas de antemano.

La Psicoterapia Integrativa se refiere también a la unión de los sistemas afectivo, cognitivo, conductual y fisiológico de una persona, con una consciencia de los aspectos sociales y transpersonales de los sistemas que rodean a la persona. Estos conceptos se utilizan dentro de una perspectiva evolutiva del ser humano en la que cada fase vital presenta tareas propias del desarrollo, necesidades, sensibilidades, crisis y oportunidades para un nuevo aprendizaje.

Como ya se mencionó la Psicoterapia Integrativa toma en cuenta varios modelos psicológicos. El enfoque psicodinámico, el enfoque centrado en el cliente, el conductual, el cognitivo, la terapia familiar, la terapia Gestalt, las psicoterapias corporales, las teorías de las relaciones objetales, la psicología psicoanalítica del self y el análisis transaccional son todos considerados dentro de una perspectiva de sistemas dinámicos. Cada uno proporciona una explicación parcial de la conducta y cuando se integran de una forma selectiva con otros aspectos del enfoque  terapeutico, cada uno de ellos gana valor. Las intervenciones psicoterapéuticas que se emplean en Psicoterapia Integrativa están basadas en las investigaciones sobre el desarrollo evolutivo y en las teorías que describen las defensas auto-protectoras utilizadas cuando se producen interrupciones en un normal desarrollo.

El objetivo de una psicoterapia integrativa es facilitar tal plenitud, que la calidad del ser de la persona y su funcionamiento en las áreas intrapsíquica, interpersonal y socio-política se potencia al máximo con la debida consideración hacia los propios límites personales y las restricciones externas de cada individuo.

Está reconocido, dentro de este marco, que la integración es un proceso con el que los propios terapeutas también tienen que comprometerse. Por lo tanto, hay un foco de atención en la integración personal de los terapeutas. Sin embargo, aunque sea esencial un énfasis en el crecimiento personal del terapeuta, es necesario también que haya una dedicación a la búsqueda del conocimiento en el área de la psicoterapia y sus campos afines. Existe una obligación ética, en particular para los psicoterapeutas integrativos, de dialogar con colegas de diferentes orientaciones y de mantenerse informados de la evolución de este ámbito.

Fuente: http://www.integrativetherapy.com 

Bibliografía recomendada: Psicoterapia integrativa multidimensional de Jorge Corsi y María Mucci. Editorial Paidós.

Deja un comentario