¿Qué es el síndrome de savant?

El Síndrome de Savant es un concepto amplio que abarca una serie de aspectos cognitivos que están relacionados con capacidades mentales prodigiosas. Puede que parezca una definición demasiado ambigua, pero lo cierto es que los llamados savant pueden hacer gala de diferentes tipos de facultades cognitivas aumentadas: desde una memoria casi fotográfica hasta la capacidad para escribir frases al revés a gran velocidad o hacer cálculos matemáticos complejos de manera intuitiva sin tener formación previa en matemáticas.

Sin embargo, las áreas en las que las personas con savantismo destacan acostumbran a estar más o menos bien delimitadas, y no tienen por qué involucrar sólo procesos relacionados con el pensamiento lógico y racional. Por ejemplo, es perfectamente posible que el Síndrome de Savant se exprese a través de una habilidad espontánea para crear piezas artísticas.

Aunque el Síndrome de Savant sirve como categoría-cajón de sastre para etiquetar muchos casos muy distintos entre sí, casi todos tienen en común el hecho de involucrar procesos psicológicos automáticos e intuitivos, que no le cuestan práctica ni esfuerzo a la persona con savantismo.

Actualmente, no existe ninguna teoría médica capaz de explicar la razón de esta curiosa condición humana, no al menos en su totalidad. Aunque algunos savants han sufrido lesiones cerebrales, en otros no es posible encontrar rastro alguno de “anormalidad”, al menos mediante las herramientas de diagnóstico actuales. De hecho, ciertos neurólogos apoyan la tesis de que los savant tal vez “compartan” con los superdotados ciertos subprocesos mentales, pertenecientes a un nivel específico del cerebro. En cualquier caso, y de una manera u otra, este síndrome ha despertado la fascinación de muchas personas, y no es para menos, ya que muestra el enorme potencial que nuestro cerebro oculta en su interior (aún a costa de otros efectos no deseados)

Recientemente se ha descubierto que parte de sus asombrosas habilidades son gracias a que llevan a cabo los procesos mentales con hemisferios cerebrales distintos a los que una persona común utiliza para procesar la información.

El síndrome del savant es una de las causas que han llevado a la creencia errónea de que autistas, sociópatas y personas con síndrome de Asperger tienen un intelecto superior ya que las zonas del cerebro que controlan la inteligencia emocional e interpersonal están atrofiadas, permitiendo un desarrollo anormal del resto de las áreas del cerebro.

En el síndrome de savant, las hipótesis formuladas bajo la posibilidad de una existencia de daño cerebral en el hemisferio izquierdo han sido respaldadas por las actuales pruebas de neuroimagen. De esta manera, un Savant podría tener el hemisferio derecho más desarrollado, siendo éste el responsable de tales talentos extraordinarios.

Los savant son un resultado de alguna anomalía en las conexiones neuronales, ya sean causadas en el desarrollo embrional o por contusiones cerebrales después del alumbramiento, he aquí la causa por la cual este padecimiento es en gran medida relacionado con el autismo.

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario