¿Que es la psiquiatria?

La psiquiatría es una rama de la medicina que estudia los trastornos mentales, estos especialistas son doctores enfocados en la conducta humana, al ser médicos pueden diagnosticar si las enfermedades mentales tienen una base a nivel cerebral, donde existen diversos cambios que hacen que la gente se comporte de determinada forma.

En este sentido los psiquiatras están facultados para brindar medicamento, siendo esto la gran diferencia con la psicología, la cual se encarga de evaluar y modificar los elementos psicológicos de los individuos, en algunos casos observan el entorno de los pacientes y si este se puede modificar, no es necesario el medicamento, siempre y cuando el trastorno no le afecte su vida diaria y los referimos al psicólogo.

El objetivo principal de un psiquiatra es la evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación del paciente, en lo que se refiere al tratamiento la psiquiatría puede enfocarse en varias áreas, pero desde el punto de vista bilógico es la parte farmacológica, ya que desde el momento en que un fármaco hace que la persona se sienta mejor hay un cambio en el cerebro.

Los psiquiatras pueden enfocarse desde el punto de vista biológico y farmacológico, pero también en lo psicoterapéutico, siendo en esta parte donde se apoyan de la psicología, ya que en ocasiones los pacientes tienen que buscar la manera de cómo cambiar su forma de pensamiento, o como enfrentar una situación.

Los psiquiatras tratan diferentes trastornos, como: alteraciones de los estados de ánimo, ansiedad, afecto, alteraciones cognitivas, de la percepción, del ambiente,  como cuando se habla de problemas de pensamiento, por ejemplo cuadros psicóticos, trastornos de conducta, pacientes que en muchas ocasiones presentan enfermedades somáticas, consultan múltiples médicos y al final lo que necesitan es un psiquiatra.

Los cambios en una persona pueden deberse a un factor genético o algo que lo predispone, condicionado más que todo con el ambiente, los cuales alteran su funcionamiento y es necesario regularlos con fármacos.

Por ello el psiquiatra tiene que descartar si detrás de esos cambios de conducta no hay una enfermedad, para ello es necesario hacer estudios de neuroimagen, un perfil completo del paciente y de esta manera diferenciar las enfermedades que son puramente psiquiátricas con las de base, trabajando en equipo con otros especialistas.

A a través de los tiempos se ha asociado el trastorno mental con la locura, pero por ejemplo, una persona tiene un trastorno mental si la conducta que está presentando interfiere  con su funcionamiento o personalidad, lo cual afecta su vida diaria, pero tener un trastorno, no es estar loco.

Deja un comentario