EDUCATIVA

Reflexiones en torno al “Día del Padre”

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Reflexiones en torno al “Día del Padre”.

Este domingo 17 de Junio se celebra en México el “Día del Padre” y es un buen momento para hacer algunas reflexiones en torno a la figura paterna.

El “Día del Padre” es un homenaje dedicado a los padres de familia. Se honra con ello la paternidad y la influencia del hombre en la vida de sus hijos. En general, la tradición católica europea lo conmemora el 19 de marzo, día de San José, padre de Jesús.

Sin embargo, varios países europeos (como Francia o Reino Unido) y la mayoría de países iberoamericanos, adoptaron la fecha estadounidense, por lo que actualmente festejan el “Día del Padre” el tercer domingo de junio.

Durante la celebración del “Día del Padre” se acostumbra darle regalos y realizar actividades juntos, tales como comer en familia.

Cada día es mayor la presencia del padre en el hogar. Quizá por eso, ahora, ser un buen padre requiere un poco más de paciencia pero a cambio de ese esfuerzo los padres tienen muchas satisfacciones.

El que el padre le dedique tiempo de calidad con sus hijos lo lleva a establecer mejores vínculos afectivos.

A ser padre se aprende, lo mismo que a ser madre, la única diferencia es que al hombre a veces parece que le da miedo o vergüenza expresar su ternura.

Los abrazos, los besos, los juegos… son ternura y no está reservada al sexo femenino. Un hijo necesita todo eso tanto de la madre como del padre para sentirse querido y protegido. Los padres necesitan liberarse de la vergüenza que a veces por ser hombres los lleva a no expresar sus sentimientos y entregar todo su cariño.

La confianza es fundamental en la relación padre-hijo. El mejor apoyo para un hijo es saber que se le valora, que se le acepta tal como es y que el padre se sientes orgulloso de ella o él. Los padres que no actúan así, sólo están transmitiéndole a su hijo su propia inseguridad.

Si eres padre recuerda que tú siempre serás un modelo para tu hijo o hija y en cada momento de su desarrollo aprenderá de tus actos, de tus palabras y sobre todo de tu respeto. Si quieres ser un buen padre, trata de ser un buen hijo y un buen compañero con tu pareja, así tu ejemplo te convertirá en el padre que cualquiera hubiese querido tener.

Fuente: www.diezminutos.es

Deja un comentario