¿Sabías que existe la Psicología Económica?

La Psicología Económica puede definirse como el estudio del comportamiento económico de las personas. Su fines son el análisis de los procesos a través de los cuales la economía afecta a la conducta humana, y de cómo dicha conducta afecta a su vez a la economía. Dicho más concretamente, la Psicología Económica trata de comprender los factores que afectan a la toma de decisiones económicas individuales y colectivas, sin perder de vista el modo que las personas utilizan para comprender el mundo de la economía.

Según Lea y Tarpy (1987) un psicólogo economista es aquel que reconoce que el problema que está estudiando es tanto psicológico como económico y está preparado para utilizar tanto los métodos psicológicos como los económicos para investigarlo.

 Para comprender la complejidad de procesos que intervienen en el comportamiento económico, es necesario considerar que este no tiene lugar en el vacío o separado de otros aspectos del comportamiento humano, sino que involucra a la persona en su totalidad, con su historia, características personales, sociales y culturales y al contexto general en queo curre el comportamiento

Las decisiones económicas involucran dinero, tiempo y esfuerzo y requieren resolver la tensión entre ahorro v/s gasto, implicando las renuncias que debe hacer el individuo, la evaluación de los beneficios presentes o futuros de un desembolso (gasto o ahorro), la evaluación de los beneficios esperados de algunas alternativas (costo/beneficio) y la realización de la conducta concreta. Así, cualquier conducta que implique realizar elecciones o transacciones entre gasto o inversión y que considere futuras ganancias y beneficios, es una decisión económica.

 Los determinantes de las decisiones económicas incluyen factores personales, sociales, culturales, situacionales y también factores económicos generales que estimulan o inhiben la conducta.

1. Los factores personales son: características de personalidad del individuo, estilo de vida personal y familiar, normas y valores de su cultura y el nivel de  comprensión del mundo económico que ha alcanzado. Estos factores personales son a su vez influidos por la región de residencia, subcultura, grupo etáreo y género.

 2. Los factores sociales y culturales incluyen el estrato socioeconómico, las expectativas sociales y las características globales del sistema político y cultural en el que está inserto el individuo.

 3. Los factores situacionales son las condiciones y circunstancias que normalmente limitan las decisiones económicas: ingreso disponible, tamaño de la familia, tipo de hogar, situaciones de mercado, existencia de ofertas.

4. Los factores económicos generales se relacionan con la percepción del estado económico del país, la valoración de la política económica y las señales concretas que proporciona el sistema económico: tasas de inflación e interés, tasas de cesantía, equidad de la distribución de ingreso y políticas económicas. Estos factores generales provocan actitudes pesimistas u optimistas y generan expectativas que influyen en las decisiones de gastar, ahorrar o invertir.

La sociedad actual ha dejado de lado el solo reducir a la  psicología como un disciplina aplicable solamente a los problemas mentales individuales, sino que ahora ve en la Psicología Económica el estudio de la mente humana  para entender sus acciones y reacciones y especialmente útil e innovadora si se utiliza para enriquecer el conocimiento económico y las múltiples aplicaciones que puede tener en nuestro mundo actual.

Fuente: http://floreslaimehugo.obolog.es/

Deja un comentario