Sadomasoquismo: ¿Un trastorno de conducta o simplemente una preferencia sexual?

Según una definición el  “sadismo” es “la perversión de quien provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona. También, significa crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta.

Y “masoquismo”, es la perversión sexual de quien goza con verse humillado o maltratado por otra persona.

Cuando se habla de “sadomasoquismo” es para indicar que la persona tiene un problema patológico, es decir, tiene la necesidad de tener el control, ser violento para sentir excitación y llegar al orgasmo, o al contrario sienten que al ser humillados, sumisos consiguen llegar al máximo placer.

Para algunos especialistas lo que muchos llaman  sadomasoquismo  no se trata de un trastorno  es solo una conducta sexual gratificante.

Hay mucho ejemplos de personas que han incluido dentro de su intimidad estas prácticas, pero no necesariamente hay un problema en ello, tan solo es gozo. Este juego sirve más para romper la monotonía sexual.

Llega a ser un problema cuando el juego empieza hacer una imposición de parte de uno de ellos sin el consentimiento del otro, y no son capaces de tener relaciones sexuales sin realizar la dominación y la sumisión.

Según algunos expertos cualquier persona puede ser sadomasoquista en algún momento de su vida, pues la dominación y la sumisión siempre pueden estar presente sin llegar a un trastorno.

Normalmente son personas que se muestran dóciles, tranquilas en el trabajo, pero en la zona sexual pueden llegar a ser las personas más crueles y les resulta muy placentero ser vistos como los amos.

Aunque no se puede dar un perfil exacto de cómo es un sadomasoquista, sí se puede indicar que la sexualidad, en este tipo de conductas, tiene la función de compensar algo. Cuando llegan a tal situación no temen ser juzgados y solo se dejan llevar. Así lo que para unos son problemas patológicos para otros son simplemente preferencias sexuales.

Fuente: http://www.elpopular.pe/

Deja un comentario