SE LLEVÓ A CABO EL 28 CONGRESO INTERNACIONAL DE PSICOLOGÍA APLICADA

Del 8 al  13 de julio de este 2014, se celebró en Paris, Francia el  28 Congreso Internacional de Psicología Aplicada (ICAP) bajo el lema “De la crisis al bienestar sostenible”. Al finalizar dicho congreso se elaboró de forma conjunta una declaración relativa al papel de la Psicología en los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la Organización de las Naciones Unidas  

La ONU ha venido trabajando para conseguir la colaboración de los Gobiernos y las organizaciones no gubernamentales (ONGs), incluyendo el mundo académico y empresarial, para planificar la Agenda Global Post-2015. En esta labor conjunta participan también diversas ONGs psicológicas, cuyo propósito es el de impulsar la salud mental y el bienestar emocional dentro de los objetivos para el desarrollo sostenible marcados por la ONU.

Es en esta misma línea en la que se elaboró una declaración, suscrita por todos los asistentes al Congreso -entre los que se encontraban representantes del Consejo General de la Psicología, y que resalta la necesidad de conceder una especial atención a la salud mental dentro de la planificación de la ONU.

Dicha declaración conjunta  dice “Nosotros – 4.300 psicólogos de 100 países, reunidos en el 28 ª Congreso Internacional de Psicología Aplicada (ICAP) celebrado los días 8 al 13 julio de 2014 en París, Francia, expresamos nuestro apoyo a los objetivos para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas para el período 2015-2030, y defendemos la contribución de la Psicología a estos objetivos: acabar con la pobreza en todas partes; lograr la igualdad de género y las sociedades pacíficas e inclusivas; promover el desarrollo económico y un trabajo decente para todos; reducir la desigualdad; enfrentar el cambio climático; y promover la sostenibilidad de los ecosistemas.

Afirmamos también que la salud mental y el bienestar son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos. Por tanto, instamos a las Naciones Unidas a especificar en el documento que, en su caso, el término “salud” se refiere al “bienestar y a la salud física y mental”, en consonancia con la definición de salud Organización Mundial de la Salud (OMS) como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Asimismo, urgimos a las Naciones Unidas a incluir en la introducción del documento final, entre los derechos enumerados, tales como la alimentación y el Estado de Derecho, la afirmación “el derecho al nivel más alto posible de bienestar y salud física y mental. ” En cuanto al avance hacia la identificación de los indicadores y medios de implementación de los objetivos para el desarrollo sostenible, afirmamos que la ciencia y la práctica psicológica tienen mucho que aportar para lograr “el futuro que queremos”.

La International Union of Psychological Sciences (Unión Internacional de las Ciencias Psicológicas) ha expresado su apoyo al texto anterior y ha instado a todos sus miembros nacionales y afiliados, a coordinarse con sus Ministerios y/o departamentos gubernamentales pertinentes para garantizar que la salud mental y el bienestar se incluyan como una parte esencial dentro los objetivos de desarrollo sostenible, que irán en la propuesta final que presentará el Grupo de Trabajo abierto de las Naciones Unidas el próximo mes de septiembre, en la Asamblea general de la ONU.

Ojala que esta declaración conjunta que suena muy interesante realmente se lleve a cabo y no termine como muchas otras declaraciones conjuntas que solo sirven para salir en la foto.

Fuente: http://www.infocop.es/

Deja un comentario