SALUD MENTAL

¿Serás la misma persona dentro de 50 años?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

¿Serás la misma persona dentro de 50 años?.

Según los resultados de un nuevo estudio, es el primero en probar cómo la personalidad podría cambiar en 50 años y depender de la misma fuente de datos en ambos puntos temporales, y encuentra que los patrones generales de pensamientos, sentimientos y comportamientos, personalidad, cambian, y este cambio aparece acumularse con el tiempo. Pero aquellos que son los más emocionalmente estables cuando son jóvenes probablemente continuarán siendo los más estables a medida que envejecen.

“Las clasificaciones (de rasgos de personalidad) siguen siendo bastante consistentes. Las personas que son más conscientes que otras personas de 16 años de edad probablemente sean más conscientes que otras a los 66. Pero, en promedio, todos se vuelven más concienzudos, más estables emocionalmente y más agradables”, dijo Rodica Damian, profesora asistente de psicología en la Universidad de Houston y autora de un nuevo estudio sobre el tema.

Aun así, dijo Damian, los investigadores sí encontramos diferencias individuales en el cambio a lo largo del tiempo, con algunas personas cambiando más que otras y algunas cambiando de forma más desadaptativa o dañina.

El trabajo, “De los Dieciséis a los sesenta y seis: un estudio longitudinal de la estabilidad y el cambio de la personalidad en 50 años” (“Sixteen Going on Sixty-Six: A Longitudinal Study of Personality Stability and Change across 50 Years,”) , fue publicado el pasado 16 de agosto en el Journal of Personality and Social Psychology.

Los científicos sociales han debatido durante mucho tiempo si la personalidad es estable, sin cambios en el tiempo, o si es maleable. Estudios recientes han indicado que podrían ser ambos, pero los estudios longitudinales que cubren periodos de tiempo muy largos y que dependen de la misma fuente de datos en ambos momentos son raros.

La nueva investigación respalda la idea de que la personalidad está influenciada por la genética y el medio ambiente.

La personalidad se describe como patrones de pensamientos, sentimientos y comportamientos, que constan de cinco rasgos principales: escrupulosidad, amabilidad, apertura a las experiencias, extraversión y estabilidad emocional. Damian dijo que esos cinco rasgos se han encontrado a través de las edades y culturas.

La combinación de esos rasgos y cuán dominante es cada rasgo en un individuo dado en relación con los otros rasgos, forma parte del perfil de la personalidad.

Damian  junto con los coautores Marion Spengler de la Universidad de Tuebingen en Alemania, Brent W. Roberts de la Universidad de Illinois y Andreea Sutu, quien es una estudiante de posgrado que trabaja con Damian en Universidad de Houston, utilizaron un conjunto de datos de estudiantes estadounidenses de secundaria. Quienes respondieron a una serie de preguntas para evaluar la personalidad en 1960 y nuevamente 50 años después.

Los datos del proyecto Inventario de la Talento en la Personalidad  (Talent Personality Inventory) permitieron a los investigadores responder varias preguntas, incluyendo:

¿En qué medida las personas mantienen su posición relativa en rasgos de personalidad en comparación con otras personas? Por ejemplo, ¿las personas que son más impulsivas que la mayoría de sus pares a los 16 años siguen siendo más impulsivas que sus pares a los 60 años?

¿En qué medida cambian los niveles promedio de rasgos de personalidad?

¿Las personas, en promedio, son más concienzudas a los 66 años que a los 16?

¿Todos cambian de la misma manera?

¿Existen diferencias de género en los patrones de estabilidad de la personalidad y el cambio a lo largo del tiempo?

“Nuestros hallazgos sugieren que la personalidad tiene un componente estable a lo largo de la vida, tanto a nivel de rasgo como a nivel de perfil, y que la personalidad también es maleable y las personas maduran a medida que envejecen”, escribieron los investigadores. Encontramos diferencias de género en la personalidad en un momento dado, dijo Damian, pero, en general, los hombres y las mujeres cambiaron a la misma velocidad a lo largo de la vida.

Fuente: EurekAlert!

Agradecemos tu donativo para continuar con nuestro proyecto de “Psicología al Día”. Sin publicidad, sin barreras, sin trampas, solo noticias de Psicología, gratuitas para todos. Pero no podemos hacerlo sin ti.

Deja un comentario