Si tomamos descansos para movernos podemos disminuir nuestro riesgo de mortalidad prematura

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia  descubrieron que no es sólo la cantidad de tiempo que pasamos sentados, sino también la forma en que se acumula el tiempo sentado durante el día, que puede afectar el riesgo de muerte prematura.

El estudio, que aparece en Annals of Internal Medicine, encontró que los adultos que se sientan de una a dos horas de manera continua sin moverse tienen una mayor tasa de mortalidad que los adultos que acumulan la misma cantidad de tiempo sedentario pero hacer pausas cortos para pararse y moverse.

“Tendemos a pensar en el comportamiento sedentario como sólo el gran volumen de cuánto nos sentamos alrededor de cada día”, dijo el Dr. Keith Diaz, investigador asociado en el Departamento de Medicina en el Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC) y el autor principal del estudio.

“Sin embargo, estudios anteriores han sugerido que en los patrones sedentarios – si un individuo acumula tiempo sedentario y hace varias pausas cortas para levantarse y moverse  puede tener un impacto positivo en su salud”.

Los investigadores utilizaron monitores de actividad colocados en las caderas de los participantes en el estudio para medir objetivamente la inactividad durante el tiempo de vigilia durante siete días. En el estudio participaron 7.985 adultos blancos y negros mayores de 45 años.

En promedio, el comportamiento sedentario representó el 77 por ciento de las horas de vigilia de los participantes, lo que equivale a más de 12 horas al día.

Durante un período medio de seguimiento de cuatro años, 340 de los participantes murieron. El riesgo de mortalidad se calculó para aquellos con varias cantidades de tiempo sedentario total y varios patrones sedentarios.

Aquellos con la mayor cantidad de tiempo sedentario -más de 13 horas por día- y que con frecuencia tenían episodios sedentarios de al menos 60 a 90 minutos consecutivos tuvieron un aumento de casi el doble en el riesgo de muerte en comparación con aquellos que tuvieron el menor tiempo sedentario total y hacían pausas para levantarse y moverse.

Romper sedentarismo tiene beneficios significativos, ya que los investigadores encontraron que los participantes que mantuvieron la mayoría de sus sesiones sentados menos de 30 minutos tenían el menor riesgo de muerte.

“Así que si usted tiene un trabajo o un estilo de vida donde tiene que sentarse por períodos prolongados de tiempo, le sugerimos que tome un descanso para levantarse y moverse cada media hora. Este cambio de comportamiento podría reducir el riesgo de muerte, aunque todavía no sabemos con precisión cuánta actividad es óptima “, comentó Díaz.

El estudio ha sido el más grande hasta el momento para vincular el tiempo sedentario objetivamente medido y los patrones sedentarios con el riesgo de mortalidad.

“Este estudio se suma a la creciente literatura que nos dice que los largos períodos de tiempo de permanecer sentados son peligrosos para nuestra salud, y subraya una creciente conciencia entre los médicos e investigadores que consideran el fenómeno del sedentarismo como una nueva epidemia como lo fue en su momento el fumar”, dijo la coautora del estudio Monika Safford.

“Necesitamos formas creativas para asegurarnos el reducir el monto total en que permanecemos sentamos, a través de periodos regulares de movimiento”.

Fuente: Centro Médico de la Universidad de Columbia

Deja un comentario