“Siempre Alice” una película que nos confronta con la posibilidad de que suframos nosotros o alguien cercano de Alzhéimer

Sinopsis

Alice acaba de cumplir 50 años y lo tiene todo: es profesora de Lingüística en la Universidad de Columbia, en Nueva York; su marido y sus tres hijos la adoran. No para ni un momento entre el trabajo y la familia, pero es lo que la hace feliz.

Vuela a Los Ángeles para dar una conferencia en UCLA, y allí sufre un pequeño percance. En plena conferencia, olvida una palabra clave y tarda unos momentos en encontrar otra para poder seguir hablando, algo muy extraño en una persona tan acostumbrada a hablar en público.

Antes de regresar, aprovecha para ver a su hija Lydia, que ha decidido ser actriz en contra de la voluntad de su madre. De vuelta a Nueva York sale a correr para relajarse y es presa de un segundo incidente: de golpe, en el campus universitario que conoce tan bien, pierde el sentido de la orientación. No sabe dónde está ni lo que hace allí.

Alice pide una cita con un neurólogo que la somete a una serie de pruebas. Está convencida de que tiene un tumor cerebral, pero el médico piensa que se trata de algo aún más inquietante: la Enfermedad de Alzheimer de inicio precoz. Alice no aguanta más y se lo cuenta a John, su marido.

Alice se lo comunica a sus hijos, que se quedan asombrados y tienen dificultades en procesar la información. Durante las semanas siguientes, Alice se enfrenta a las consecuencias que tiene la enfermedad en su matrimonio, su familia y su carrera.

Haciéndose pasar por hija de padres que padecen alzhéimer, visita una residencia para mayores especializada en la enfermedad. Se da cuenta de que no puede aceptar su destino y toma una decisión drástica que afectará a su vida cuando se vea más incapacitada.

El verano en la casa de la playa le aporta nuevas fuerzas y lucha contra todo pronóstico para mantener su vida, sus relaciones y su sentido de sí misma.

 

Análisis de la película:

Es una cinta que te hará salir del cine con un inmenso nudo en el estómago y con una sola cosa en mente: “ojala nunca me suceda esto a mí o a un familiar”. Acabarás sintiendo la misma angustia que lleva a la protagonista Alice a desear tener cáncer en lugar de alzhéimer. Y es que ¿hay algo peor que el camino hacia el olvido más absoluto? Un olvido en el que poco a poco pierdes tu identidad, tus recuerdos, tus habilidades, en definitiva toda tu esencia para convertirte en prácticamente un vegetal anclado a una silla en una triste residencia de ancianos hasta que Dios quiera llevarte y librarte de ese inmenso dolor.

Es una película que no debes perderte pues te confrontará a la posibilidad de que a ti o a un ser cercano pueda llegar a sufra de alzhéimer.  

 

FICHA FILMOGRÁFICA

Título original: Still Alice

Título en español: Siempre Alice

Estreno: 16 enero 2015 (USA) 

Duración: 99 min  

Género: Drama 

Director: Richard Glatzer y Wash Westmoreland 

Guión: Richard Glatzer y Wash Westmoreland 

Basada en: la novela best-seller de la escritora Lisa Genova del mismo nombre

Música compuesta por: Ilan Eshkeri

País: EE.UU.

Productora: Backup Mediay Killer Films  

Reparto: Julianne Moore, Kristen Stewart, Kate Bosworth, Alec Baldwin, Seth Gilliam, Hunter Parrish, Victoria Cartagena, Shane McRae, Erin Darke, Eha Urbsalu, Orlagh Cassidy, Rosa Arredondo, Cat Lynch, Stephen Kunken, Cali T. Rossen

 

Ve aquí el tráiler:

Deja un comentario