Solo 1 de cada 3 personas diagnosticadas con depresión inicia tratamiento

Solo 1 de cada 3 personas diagnosticadas con depresión inicia tratamiento  

Un nuevo estudio publicado en el Journal of General Internal Medicine revela que solo una de cada tres personas con diagnóstico reciente de depresión comienza un tratamiento.

Según los hallazgos, de más de 240,000 pacientes que recibieron un nuevo diagnóstico de depresión en un entorno de atención primaria, solo el 35.7% inició la medicación antidepresiva o la psicoterapia dentro de los 90 días de su diagnóstico. Las cifras son un poco mejores entre las personas con depresión más severa, alrededor de la mitad comienzan el tratamiento.

El estudio también encontró diferencias significativas entre varios grupos raciales, étnicos y de edad. Las probabilidades de que los asiáticos, los negros y los hispanos comenzaran el tratamiento eran al menos un 30 por ciento más bajos que los blancos. Los investigadores también descubrieron que los pacientes que tenían 60 años o más en el momento del diagnóstico tenían la mitad de probabilidades de comenzar el tratamiento que los pacientes menores de 44 años.

“En estudios más antiguos y limitados se encontraron que muchas personas que son diagnosticadas con depresión no comienzan el tratamiento, por razones que van desde el estigma hasta los desafíos para acceder a servicios de salud del comportamiento”, dijo la Dra. Beth Waitzfelder, autora principal del estudio e investigadora del Kaiser Permanente Center for Health Research en Honolulu.

Waitzfelder señaló que la evidencia adicional ha demostrado que algunas poblaciones de pacientes son particularmente vulnerables a no recibir tratamiento.

“Nuestro estudio, que fue mucho más extenso que los estudios previos, proporciona evidencia nueva e importante sobre el alcance actual del problema entre los principales sistemas de atención de salud en todo el país que se esfuerzan por mejorar la atención de la depresión en la atención primaria”, dijo Waitzfelder.

“La detección de la depresión en la atención primaria es un paso positivo para mejorar la detección, el tratamiento y los resultados de la depresión, pero las disparidades persisten”. Necesitamos una mejor comprensión del paciente y otros factores que influyen en el inicio del tratamiento”.

Los investigadores analizaron registros electrónicos de salud, reclamos de seguros y datos demográficos para identificar a pacientes que recibieron un nuevo diagnóstico de depresión en centros de atención primaria en cinco grandes sistemas de atención médica entre 2010 y 2013.

Entre los pacientes deprimidos que comenzaron el tratamiento, más del 80 por ciento comenzó a tomar medicamentos antidepresivos en lugar de psicoterapia. Los pacientes mayores en particular tenían menos probabilidades de elegir psicoterapia. Por ejemplo, solo el siete por ciento de los pacientes mayores de 75 años comenzó a recibir asesoramiento, en comparación con el 25 por ciento de los pacientes de 18 a 29 años.

Todas las minorías raciales y étnicas tenían más probabilidades que los blancos no hispanos de comenzar la psicoterapia en lugar de la medicación, esto es un importante recordatorio de que los proveedores de servicios de salud y las organizaciones deben tener en cuenta las preferencias de los pacientes al desarrollar estrategias y recomendaciones de tratamiento.

“En la última década, ha habido un esfuerzo creciente para crear conciencia sobre la salud mental y para integrar la atención de salud mental en la atención primaria”, comentó Waitzfelder.

“Este es un avance positivo, ya que aunque la mayoría de las personas recibe atención de proveedores de atención primaria. Nuestro estudio muestra que hay mucho más trabajo por hacer para comprender por qué muchos pacientes deprimidos no comienzan el tratamiento”.

Fuente: Kaiser Permanente

Deja un comentario