Somos más propensos a mentir cuando vemos situaciones ambiguas

Una nueva investigación aparecida en la revista Psychological Science sugiere que usamos la ambigüedad situacional para justificar las mentiras y engaños.

La investigación fue realizada por los psicológicos Andrea Pittarello, Margarita Leib, Tom Gordon-Hecker  y Saúl Shalvi de la Universidad Ben Gurión del Negev, en Israel.  

Los expertos descubrieron que tendemos a mentir y engañar  en la medida en que podemos justificar nuestras transgresiones. Viendo una situación en varios tonos de grises parece relajarse nuestra brújula moral y nos ayudará a racionalizar nuestro comportamiento.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de dos experimentos relacionados  de juegos al azar donde mostraron que las personas tienden a hacer trampa en una tarea en favor de sus propios intereses – pero esto se da sólo cuando la situación es lo suficientemente ambigua para darles  una cobertura moral.

“Ya sea en escándalos corporativos o transgresiones  comunes, las personas a menudo violan los principios éticos para servir a sus propios intereses. Nuestros resultados sugieren que tales fallas éticas son en su mayoría probables que ocurran en entornos en los que los límites éticos son borrosos “, comentan los investigadores.

“En los lugares ambiguos, la motivación de la gente dirige su atención hacia la formación de sus mentiras egoístas”, dice Pittarello.

Como conclusión de este estudio los investigadores sugieren que si buscamos  impulsar el comportamiento ético propio o de una  organización debemos reducir la ambigüedad y aclarar las cosas desde un principio.

Fuente: Revista Psychological Science

Título del artículo: Ambiguous Situations Make It Easier to Justify Ethical Transgressions

Deja un comentario