¿Te preocupa pasar demasiado tiempo a solas?

¿Por qué más personas  pasan su tiempo a solas? ¿Es porque es su estado preferido o una falta de habilidades sociales?

El estar solo y sentirse solo son dos estados muy diferentes. La soledad es esencial para algunos tipos de personalidad. Pero pasar tiempo a solas  anhelando la interacción social podría afectar gravemente a nuestra salud mental y física.

La Gran Bretaña ha sido nombrada la capital de la  soledad de Europa. Están menos propensos a tener fuertes lazos de amistad o a conocer a sus vecinos en comparación con el resto de la Unión Europea, y una proporción relativamente alta de ellos no tienen a nadie con quien acudir en una crisis.

Para  entender más este fenómeno  en la Gran Bretaña, The Guardian desarrolló  una investigación sobre el tema en línea. Una de las preguntas que aparecen en el formulario  es: ¿Te gusta estar a solas, o prefieres más la interacción social?. Los que respondieron podían compartir sus experiencias y pensamientos  en forma  anónima si lo deseaban.

Algunos de los comentarios acerca de la comprensión de si uno es una persona solitaria o simplemente se siente sola, son los siguientes:

“La mayoría de los viernes me voy a casa y no veo ni hablo con nadie hasta que llego al trabajo de nuevo el lunes por la mañana. Necesito ese tiempo para recuperarme de toda la interacción que estoy obligada a tener durante la semana.

“Curiosamente, la mayoría de la gente que conozco probablemente me describe como extrovertida y sociable. No tienen idea de cuan introvertida realmente soy”.

“Las ciudades son los peores lugares para socializar y más bien fomentan la soledad. Rodeado de gente que no habla entre sí. Quienes evitan el contacto visual. Estar en la multitud te hace estar alerta, estimulado por los demás, lo que hace que  no te puedas apagar. Pero hasta ahí se queda todo”.

Pero estar solo por elección y estar a solas debido a la circunstancia son dos estados diferentes.

Las tasas de soledad están en aumento en la Gran Bretaña, y la investigación muestra que sus habitantes  conocen menos gente que sus homólogos de hace 30 años. ¿Pero por qué?. El trabajar en forma independiente o el exceso de tiempo en la oficina, la pérdida de espacios de reunión en sus comunidades, y el cierre de los espacios públicos pueden  ser algunas de las causas.

La tecnología, que nos permite tener una vida social rica sin necesidad de abrir la puerta de nuestra casa, nos ofrece una manera fácil de estar solo. A pesar de los enormes beneficios de la comunicación digital, la pérdida de la interacción física proporciona un entorno social muy alejado de las generaciones anteriores de cómo solían vivir. Es un hecho que vale la pena reflexionar sobre estos resultados para empezar a tomar acciones correctivas.

Fuente: www.theguardian.com

Deja un comentario