Tener pasión por nuestra carrera puede ayudarnos a impulsar también nuestro éxito financiero

Cuando se trata de nuestra carrera o profesión, ¿qué es mejor?, ¿seguir nuestra pasión o centrarnos en nuestra seguridad financiera?. Un nuevo estudio ha encontrado que los dos no son excluyentes y pueden, de hecho,  alimentarse mutuamente.

Los investigadores de la Universidad de Tel Aviv (UTA) descubrieron que los jóvenes con llamamientos fuertes sobre una profesión  son más propensos a tomar riesgos, ser persistentes, y en última instancia, conseguir trabajos en sus campos, que satisfacen tanto las necesidades de su trayectoria personal y profesional.

Actualmente más de la mitad de los estadounidenses que trabajan, dicen sentirse desacoplados de sus puestos de trabajo, según la última publicación de Gallup sobre su encuesta en estadounidense sobre el lugar donde trabajan. Los empleados poco entusiastas y poco comprometidos en sus trabajos, tienen ahora más que nunca, poco probabilidad que “hagan lo que les gusta” en el trabajo. Sin embargo los nuevos resultados son alentadores para aquellos que creían que tenían que renunciar a su pasión para perseguir la seguridad financiera.

“Teniendo en cuenta la realidad económica actual, la gente comúnmente se enfrentan a disyuntivas cuando toman decisiones que enfrentan a los dos lados de sus carreras – el” corazón “, o el lado intrínseco, y la ‘cabeza’, o lado extrínseca – uno contra el otro”, dijo el investigador principal del estudio, el Dr. Daniel Heller de la Escuela de Negocios Recanati de la UTA.

Heller en colaboración con la Dra. Shoshana Dobrow Riza, de la Escuela de Economía de Londres encuestaron a aproximadamente 450 estudiantes de secundaria en dos programas de música llevados a cabo en los veranos en Estados Unidos a lo largo de 11 años (2001-2012).

“Encontramos que los participantes con llamamientos más fuertes hacia la música en la adolescencia eran más propensos a evaluar sus habilidades musicales más favorablemente y tenían más probabilidades de dedicarse a la música, profesionalmente ya como adultos independientemente de su habilidad musical real”, dijo Heller.

Ellos, sin embargo, informaron satisfacción similar o mayor con sus trabajos y vidas. Para aquellos cuyo llamamiento era fuerte, las recompensas personales, tales como la satisfacción puede importar más que las recompensas profesionales, tales como los ingresos.

“Si usted experimenta una fuerte vocación, tiene que ser consciente de sus preferencias relativas intrínseca frente a las recompensas extrínsecas y las posibles compensaciones entre las dos, y luego decidir en consecuencia”, dijo Heller. “Sin embargo, encontramos que, en determinados ámbitos, la pasión proporcionó una ventaja competitiva sobre lo demás, incluso cuando no se relacionaron con la capacidad objetiva o el talento.”

“En general, la sociedad se beneficia de las personas talentosas que compiten por un número limitado de puestos donde  el ganador se lleva todo en los mercados de trabajo”, dijo Heller.

“Los individuos que ‘ganan’ en este mercado son ejemplares. Aunque los individuos que entran en este tipo de mercado, finalmente, ‘pierden’ en términos extrínsecos, por definición, todavía se benefician de recompensas intrínsecas o ganancias  subjetivas, como la satisfacción derivada de intentar cumplir con su llamado, aunque sea por poco tiempo. “

Los investigadores siguen examinando las implicaciones de la elección de carrera en el bienestar general.

Fuente: Journal of Applied Psychology

Deja un comentario