Tener un aumento en nuestros ingresos no necesariamente nos hace más felices

Una nueva investigación del Reino Unido sugiere que los cambios en el ingreso no afectan en la felicidad de la mayoría de la gente.

El estudio examinó los niveles de satisfacción con la vida y los cambios de ingresos en más de 18.000 adultos durante un período de nueve años. Los investigadores descubrieron que las variaciones en los ingresos sólo son importantes cuando los individuos con ciertas características específicas de personalidad experimentan una pérdida de ingresos.

Los investigadores de las universidades de Nottingham y Stirling encontraron que para la mayoría de la gente la felicidad está más ligada a evitar una pérdida, más que al objetivo de ganancia financiera continua.

Los científicos estudiaron dos muestras separadas en Alemania y el Reino Unido. A cada grupo se le preguntó anualmente acerca de su nivel de ingresos y qué tan satisfechos estaban con vida. Las preguntas fueron hechas por un período de nueve años. Los participantes también respondieron a preguntas sobre su personalidad en el inicio del estudio.

Los investigadores descubrieron que, independientemente de la personalidad, el aumento de ingresos no afectaba la satisfacción de la vida.

Cuando las personas pierden ingresos, sin embargo, hubo una reducción en su satisfacción con la vida. Esto fue mucho mayor para los que informaron ser mas consientes, es decir, que estaban más atentos sobre sus actitudes frente a la vida y el trabajo.

El Dr. Christopher Boyce, del Centro de Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stirling, y líder del estudio  comentó:

“A menudo se supone que a medida que aumentan nuestros ingresos también lo hace nuestra satisfacción con la vida, sin embargo, hemos descubierto que esto no es el caso. Lo que realmente importa es cuando el ingreso se pierde y esto sólo es importante para las personas que están muy conscientes”.

Los resultados pueden ser utilizados por aquellos que dan asesorías financieras tanto para los trabajadores como inversionistas en general.

 “Un aumento constante de nuestros ingresos no es un factor importante para lograr una mayor felicidad y bienestar para la mayoría de las personas que viven en los países económicamente desarrollados. En su lugar, deberíamos aspirar a la estabilidad financiera para lograr una mayor felicidad, al tiempo que debemos proteger a los individuos que experimentan cambios en sus  ingresos por pérdida de empleo u otras circunstancias”, comentó finalmente Boyce.

Fuente: Personality and Social Psychology Bulletin

Deja un comentario