Tener un propósito en la vida está ligado a un mejor sueño

Tener una buena razón para salir de la cama por la mañana significa que es más probable que uno pueda dormir mejor por la noche con menos apnea del sueño y síndrome de piernas inquietas, de acuerdo con un nuevo estudio.

“Ayudar a la gente a cultivar un propósito en la vida podría ser una estrategia efectiva para mejorar la calidad del sueño, particularmente para una población que enfrenta más insomnio”, dijo el autor principal Jason Ong, profesor asociado de neurología en la Northwestern University Feinberg School of Medicine. “El propósito en la vida es algo que puede ser cultivado y mejorado a través de terapias de atención plena”.

Para el estudio, los investigadores reclutaron 823 personas entre las edades de 60 y 100 años, con una edad promedio de 79 años. Ninguno sufría de demencia. Más de la mitad eran afroamericanos y el 77% eran mujeres.

El estudio encontró que las personas que sentían que sus vidas tenían un significado eran 63 por ciento menos probabilidades de tener apnea del sueño y 52 por ciento menos probabilidades de tener síndrome de piernas inquietas. También tenían una calidad de sueño moderadamente mejor.

Para el estudio, los participantes contestaron una encuesta de 10 preguntas sobre el propósito en la vida y una encuesta de 32 preguntas sobre el sueño.

Las personas tienen más trastornos del sueño y el insomnio a medida que envejecen, señalaron los investigadores. Los clínicos prefieren usar intervenciones no medicamentosas para mejorar el sueño de los pacientes, una práctica ahora recomendada por el Colegio Americano de Médicos como un tratamiento de primera línea para el insomnio, dijo Ong.

La mala calidad del sueño se relaciona con tener problemas para conciliar el sueño, permanecer despierto durante la noche y sentirse soñoliento durante el día. La apnea del sueño es un trastorno común que aumenta con la edad en la que una persona tiene respiración superficial o pausas en la respiración durante el sueño varias veces por hora. Este trastorno a menudo hace que una persona se sienta con flojera al despertar y excesivamente soñolienta durante el día.

El síndrome de piernas inquietas causa sensaciones incómodas en las piernas y un deseo irresistible de moverlas. Los síntomas ocurren comúnmente en las horas de la tarde y son a menudo más severos por la noche cuando una persona está reclinándose, por ejemplo sentándose o acostado en la cama.

El siguiente paso en la investigación debería ser estudiar el uso de terapias basadas en la atención plena para alcanzar los propósitos en la vida y la consiguiente calidad del sueño, dijo el Dr. Arlener Turner, coautor del estudio y ex becario postdoctoral en neurología en Feinberg.

El estudio fue publicado en la revista Sleep Science and Practice.

Fuente: Northwestern Medicine y Rush University Medical Center

Deja un comentario