SALUD MENTAL

Un estudio muestra que dos genes pueden ser responsables de conductas criminales

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un estudio realizado por el Instituto Karolinska de Suecia y publicado en la revista ‘Molecular Pyschiatry’ muestra que dos genes supuestamente son responsables de la conducta extremadamente violenta y tienen 13 veces más probabilidades las personas con este perfil de cometer un crimen. En la investigación se compararon los genes de delincuentes no violentos con los de 78 individuos culpables de 1.154 crímenes graves.

La conclusión del estudio es que el genotipo descubierto está asociado con entre el 4% y 10% de todos los crímenes cometidos en Finlandia. Los expertos afirman que la mayoría de crímenes, como el homicidio (voluntario o no) y todo tipo de violencia, normalmente están vinculados con un pequeño grupo de reincidentes incapaces de rehabilitarse.

Todos los participantes del estudio condenados por asesinato eran portadores del gen MAOA, conocido también como ‘el gen del guerrero’ por su relación con la agresividad, junto con una variante del gen CADHERIN 13 (CDH13), responsable del descontrol de los impulsos.  

Sin embargo, no es probable que este retrato genético se utilice para investigar a sospechosos, puesto que el crimen violento es raro en proporción a la población en general. Los factores ambientales tienen más influencia sobre la posibilidad de que un individuo se incline hacia la conducta agresiva. Lo que significa que cualquiera puede ser portador de estos genes sin que ello implique un comportamiento criminal.

Un genotipo específico no priva de la libertad de decisión. Por lo tanto referirse a estos genes como a ‘los genes de la violencia’ sería una exageración.  

Curiosamente, la propensión congénita a la violencia ya se ha utilizado en la defensa de acusados, como en 2009 en Italia, cuando una condena se vio atenuada por los factores genéticos.  

Fuente: http://actualidad.rt.com

Deja un comentario