Un nuevo estudio encontró algunas sorpresas sobre las preferencias a la hora de buscar pareja

En un nuevo estudio los investigadores descubrieron que los hombres y las mujeres a menudo tienen diferentes perspectivas sobre las cualidades que ellos creen son “deseables” y “esenciales” en una pareja a largo plazo.

Investigadores de la Universidad Chapman en California estudiaron a casi 28.000 participantes heterosexuales de entre 18 y 75 años.

En el estudio se examinaron cómo las preferencias de las parejas heterosexuales diferían según el sexo de una persona, la edad, el ingreso personal, la educación, y la satisfacción del propio aspecto

“Nos fijamos en la medida en que el atractivo y los recursos son “deseables” versus “esenciales” para los hombres y las mujeres cuando están buscando una pareja a largo plazo”, dijo el Dr. David Frederick, profesor asistente de psicología en la Universidad Chapman y co-autor del estudio.

En el estudio, los investigadores utilizaron un enfoque llamado “mercadeo de apareamiento”, que se refiere a como cuando los individuos heterosexuales compiten con otros de su mismo género, haciendo “ofertas” a los miembros del otro sexo con el propósito de asegurar una pareja romántica.

En concreto, el estudio reveló que los hombres y las mujeres difieren en porcentajes de preferencias. Éstos son algunos de los resultados del estudio desglosados ​​por categoría:

  • Buen aspecto (Hombres 92 por ciento vs. Mujeres 84 por ciento)
  • Tenga un cuerpo delgado (Hombres 80 por ciento vs. Mujeres 58 por ciento)
  • Tenga un ingreso estable (Hombres 74 por ciento vs. Mujeres 97 por ciento)
  • Potencial para generar mayores ingresos (Hombres 47 por ciento vs. Mujeres 69 por ciento)
  • Tengan carrera exitosa (Hombres 33 por ciento vs. mujeres 61 por ciento)

Como conclusión del estudio se encontró que:  

Las personas que reportaron mayor satisfacción con su propia apariencia no tenían preferencias más fuertes para tener una pareja que fuera físicamente atractiva para ellos o ellas.

Las personas con ingresos más altos tenían preferencias más fuertes para tener parejas que fueran bien parecidas – y esto era cierto tanto para los hombres como para las mujeres.

Los hombres con más educación tenían preferencias más fuertes por parejas femeninas que fueran bellas y delgadas; Sin embargo, tanto para hombres y mujeres, el nivel de la educación no estaba relacionado con las preferencias de un ingreso estable o potencial para generar dinero.

Las personas mayores, tanto hombres como mujeres, tenían preferencias más débiles por encontrar una pareja físicamente atractiva, que generara mucho dinero, o que tuvieran una carrera exitosa.

Fuente: Eureka Alert

Deja un comentario