Una hora de meditación con atención plena puede ayudar a controlar la ansiedad

Una hora de meditación con atención plena puede ayudar a controlar la ansiedad.

Una sola sesión de meditación de Atención Plena o Mindfulness de una hora de duración puede ofrecer beneficios psicológicos y cardiovasculares a los adultos con ansiedad de leve a moderada, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Michigan.

Aunque existe una creciente evidencia científica de que la meditación en el transcurso de varias semanas reduce la ansiedad, ha habido poca investigación exhaustiva sobre los beneficios de una sola sesión de meditación.

En el nuevo estudio, los investigadores quisieron investigar los efectos de la atención aguda en la cognición y el sistema cardiovascular en 14 participantes del estudio. Sus hallazgos, presentados en la Reunión de Biología Experimental de 2018 en San Diego, pueden ayudar a mejorar la forma en que se diseñan las terapias e intervenciones contra la ansiedad.

El equipo de investigación descubrió que 60 minutos después de meditar, los participantes mostraron frecuencias cardíacas en reposo más bajas y reducción de la carga pulsátil aórtica, la cantidad de cambio en la presión arterial entre la diástole y la sístole de cada latido cardiaco multiplicado por la frecuencia cardíaca.

Además, poco después de meditar, e incluso una semana después, los participantes informaron que sus niveles de ansiedad eran más bajos que los niveles previos a la meditación.

“Incluso una sola hora de meditación parece reducir la ansiedad y algunos de los marcadores de riesgo cardiovascular”, dijo el Dr. John Durocher, profesor asistente de ciencias biológicas en la Universidad Tecnológica de Michigan.

Durocher dijo que el estudio dependía de un diseño de investigación propuesto por la recién graduada Hannah Marti.

En una sesión de orientación, los niveles de ansiedad de los participantes se midieron usando el Inventario de Ansiedad Beck. También se sometieron a pruebas cardiovasculares que incluyeron la variabilidad de la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea en reposo y el análisis de ondas de pulso.

A continuación, asistieron a una sesión de meditación que incluyó la repetición de las pruebas cardiovasculares más la meditación de atención plena: 20 minutos de meditación introductoria, 30 minutos de exploración corporal y 10 minutos de meditación autoguiada.

Repitieron las medidas cardiovasculares inmediatamente después de la meditación y 60 minutos después. Se sometieron a una prueba de ansiedad después de la meditación una semana después.

Durante un escaneo corporal, se le pide al participante que se enfoque intensamente en una parte del cuerpo a la vez, comenzando con los dedos de los pies. Al centrarse en las partes individuales del cuerpo, una persona puede entrenar su mente para pasar de la atención detallada a una conciencia más amplia de un momento a otro.

“El objetivo de un escáner corporal es que si puedes enfocarte en una sola parte de tu cuerpo, solo tu dedo gordo del pie, puede hacerte mucho más fácil lidiar con algo estresante en tu vida. Puedes aprender a enfocarte en una parte de ella en lugar de hacer hincapié en todo lo demás en tu vida “, dijo Marti.

Un participante en el estudio comentó que después de la sesión estuvo menos estresado ​​de lo que había estado en una década.

Fuente: Universidad Tecnológica de Michigan

Deja un comentario