Una mayor sabiduría está vinculada a la meditación y al ballet

Investigadores de la Universidad de Chicago que buscaban entender mejor la conexión entre la meditación y la sabiduría se encontraron con algunos resultados sorprendentes: La práctica del ballet aumenta la sabiduría.

“No esperábamos encontrar que el ballet estaba asociado con la sabiduría” dijo el Dr. Patrick B. Williams, autor principal del estudio e investigador postdoctoral del Departamento de Psicología en la Universidad de Chicago.

“El vínculo entre el ballet y la sabiduría era un misterio para nosotros y es algo que ya estamos investigando aún más”, dijo Williams.

Williams comentó que su investigación es innovadora porque la ciencia había pasado por alto las prácticas somáticas como un posible camino hacia la sabiduría,.

Para el estudio, los investigadores encuestaron a 298 individuos a través de Survey Monkey, una herramienta basada en Internet muy popular que se utiliza cada vez más en la investigación científica.

Se pidió a los participantes acerca de su experiencia (tanto en número de años y horas de práctica) como profesores o estudiantes en cuatro actividades: la meditación, la técnica Alexander (un método para mejorar la postura, equilibrio, coordinación y movimiento), el Método Feldenkrais ( una forma de educación somática, que busca mejorar la movilidad así como la función física que reduce el dolor y aumentar la conciencia de uno mismo), y el ballet clásico.

La encuesta también incluyó pruebas psicológicas para evaluar  los rasgos que se consideran componentes de la sabiduría.

Los resultados revelaron que los que practican la meditación – vipassana (29 por ciento), la atención plena (23 por ciento), budistas (14 por ciento), y otros tipos – tenían más sabiduría, en promedio, que los otros que practicaban alguna otra técnica. Más importante aún, se estableció por primera vez que el vínculo entre la meditación y la sabiduría podría ser atribuible a un menor nivel de ansiedad.

Si bien los participantes que practicaban ballet tenían los niveles más bajos de sabiduría entre las cuatro actividades medidas, entre más practicaban ballet, se encontraron mediciones más altas en los rasgos psicológicos que están asociados con la sabiduría.

Williams señaló que si bien el estudio no buscó establecer una relación causal entre la sabiduría y cualquiera de las cuatro prácticas, los resultados sugieren que un nuevo estudio podría identificar una relación causal.

Williams, dijo que le gustaría realizar un seguimiento durante meses y años de los profesionales, tanto novatos como experimentados en la meditación y el ballet para ver si las asociaciones encontradas se sostienen en el tiempo.

“Esperamos que nuestra investigación animará a otros a replicar nuestros resultados y buscar otras experiencias que están vinculados con la sabiduría, así como los factores que podrían explicar este tipo de enlaces”, dijo Williams.

“Si las prácticas mentales y somáticas pueden conducir a una mayor sabiduría, sus aplicaciones deben ser exploradas a través de medios, como en las aulas o el lugar de trabajo con el objetivo de no solo desarrollar individuos más  sabios, sino también una sociedad más sabia”, concluyeron los investigadores

Fuente:  Journal PLOS ONE

Deja un comentario