Una mejor estrategia para manejar las emociones se da cuando una persona se ajusta a cada situación

Una nueva investigación sugiere que la estrategia que usamos para controlar nuestras emociones debe reflejarse en cada situación, en lugar de usar el mismo enfoque para todas las cuestiones.

El estudio sugiere que el uso de la estrategia de reevaluación en cada situación para manejar nuestras emociones puede estar asociado con un mayor bienestar emocional. El estudio estuvo liderado por el Dr. Peter Koval de la Universidad Católica de Australia.

“Simplemente usar la misma estrategia de regulación de la emoción en todas las situaciones puede no conducir a los mejores resultados, la regulación emocional contextual puede ser más saludable”.

Koval y su equipo de investigación decidieron investigar cómo el contexto situacional podría desempeñar un papel en la relación entre la regulación de la emoción y el bienestar en la vida cotidiana de las personas.

Los investigadores reclutaron a 74 adultos para participar en un estudio de 7 días que involucró la respuesta a preguntas periódicas de una encuesta entregada a través de teléfonos inteligentes. La aplicación de la encuesta implicó el envió de avisos a intervalos aleatorios de 40 a 102 minutos entre las 10:00 am y las 10:00 pm cada día, preguntando a los participantes si habían “mirado las cosas desde una perspectiva diferente” y / o ”  Estaban pensando en una misma respuesta”.

También se les pidió a los participantes que evaluaran cuánto control sentían que tenían sobre lo que había sucedido desde el último mensaje. Para cada pregunta, los participantes podrían elegir una respuesta que oscilaba entre 0 (nada) y 100 (mucho más).

Antes de comenzar el estudio de 7 días, los participantes completaron pruebas psicológicas que evaluaron los síntomas de depresión, ansiedad, estrés y neuroticismo, así como medidas de ansiedad social y autoestima.

Estas medidas proporcionaron a los investigadores una indicación del bienestar de los participantes.

Los resultados mostraron que los participantes cumplieron satisfactoriamente con las instrucciones de la encuesta, respondiendo aproximadamente el 87 por ciento de las pautas entregadas, en promedio.

Los investigadores encontraron, que los participantes que informaron niveles más altos de depresión, ansiedad, estrés, neuroticismo y ansiedad social eran más propensos a utilizar la reevaluación en respuesta a situaciones que percibían como controlables, mientras que los participantes que informaron un mayor bienestar tendían a usar la reevaluación más en situaciones que consideraban que tenían poco control.

Los  investigadores sostienen que sus hallazgos sugieren que el contexto -en este caso, cuánto control cree un individuo que tiene sobre las situaciones- puede hacer una diferencia en los resultados de las estrategias de regulación emocional. 

Fuente: Asociación para la Ciencia Psicológica

Deja un comentario