EDUCATIVA

Uno puede aprender nuevas habilidades más rápido si hacemos pequeños cambios en cada práctica

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins han encontrado que hacer ligeros pequeños cambios durante las sesiones de práctica de cualquier actividad,  puede ayudar a la gente a dominar una habilidad más rápido que  practicar una tarea precisamente de la misma manera siempre.

Los investigadores del estudio al que hacemos referencia, dieron seguimiento a 86 voluntarios sanos en su intento de aprender una habilidad motora nueva.

Los investigadores encontraron que los voluntarios que rápidamente se ajustaron a una segunda sesión de práctica modificada obtuvieron mejores resultados que cuando se repitió la tarea original de la misma forma.

El hallazgo apoya la idea de que un proceso llamado reconsolidación, que consiste en que  los recuerdos existentes se recuperan y se modifican nuevos conocimientos, juega un papel clave en el fortalecimiento de las habilidades motoras.

“Lo que encontramos es que si uno practica una versión ligeramente modificada de una tarea que desea dominar, se aprende más y más rápido que si uno sigue practicando  exactamente de la misma manera una actividad”, dijo el autor principal del estudio Pablo A. Celnik, profesor de medicina física y rehabilitación en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Los investigadores creen que el descubrimiento tiene implicaciones no sólo para las habilidades de ocio, como aprender a tocar un instrumento musical o un deporte, sino también para ayudar a los pacientes con accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades neurológicas para recuperar la función motora perdida.

“Nuestros resultados son importantes porque se sabía poco antes acerca de cómo funciona la reconsolidación en relación con el desarrollo de habilidades motoras. Esto muestra cómo simples cambios durante el entrenamiento puede conducir a mejores logros de habilidades motoras en forma más rápido debido a la reconsolidación “, comento Celnik.

“El objetivo es desarrollar nuevas intervenciones conductuales y programas de entrenamiento que proporcionen mejoras con la misma cantidad de tiempo de la práctica.”

Las alteraciones en la formación tienen que ser pequeñas, algo parecido a ajustar ligeramente el tamaño o el peso de un bate de béisbol, raqueta de tenis, o balón de fútbol entre las sesiones de práctica.

Otros estudios sugieren que hacer demasiados cambios en una sesión de práctica, no trae ningún beneficio significativo para el aprendizaje motor. Las modificaciones entre las sesiones tienen que ser sutiles para obtener mejoras notables.

Fuente: Journal Current Biology

Deja un comentario