Ver demasiada televisión puede ser mortal

El ser un adicto a la televisión, literalmente, puede ser peligroso para su salud.

Así lo afirma la American Heart Association en un nuevo estudio que encontró que ver la televisión por muchas horas todos los días puede aumentar el riesgo de morir a causa de un coágulo de sangre en el pulmón.

Un coágulo de sangre pulmonar, conocido médicamente como una embolia pulmonar, por lo general comienza como un coágulo en la pierna o en la pelvis, como resultado de la inactividad y se reduce el flujo de la sangre. Si el coágulo se desprende, puede viajar a un pulmón y alojarse en un pequeño vaso sanguíneo, donde es especialmente peligroso.

En el estudio, llevado a cabo a partir de 1988, investigadores japoneses pidieron a 86,024 participantes, entre 40 a 79 años, que compartieran el número de horas que pasaban frente al televisor. Durante los 19 años siguientes, 59 participantes murieron de una embolia pulmonar.

Los investigadores encontraron que  en comparación con los participantes que veían televisión menos de 2,5 horas cada día, las muertes por una embolia pulmonar aumentaron el riesgo en porcentaje de la forma siguiente:

  • El 70 por ciento entre los que veían la televisión, de 2,5 a 4,9 horas;
  • 40 por ciento por cada dos horas adicionales de ver la televisión todos los días; y
  • 2,5 veces entre los que veían la televisión cinco horas o más.

“La embolia pulmonar se produce a un ritmo menor en Japón que en los países occidentales, pero esto puede estar en aumento”, dijo el Dr. Hiroyasu Iso, profesor de salud pública en la Escuela de Medicina de la Universidad de Osaka.

“Los japoneses están adoptando cada vez más estilos de vida sedentarios, que los pone en mayor riesgo.”

Se cree que muchas muertes por embolia pulmonar son a consecuencia de no tomar acciones preventivas. Los síntomas más comunes de la embolia pulmonar  son: dolor en el pecho y dificultad para respirar –que son los mismos que otras condiciones que amenazan la vida, y el diagnóstico por imagen que se requiere muchos hospitales no cuentan con este equipo.

Los investigadores tomaron en cuenta varios factores que podrían haber influido en los resultados, incluida la obesidad, la diabetes, el tabaquismo y la hipertensión. Después del número de horas dedicadas a ver la televisión, la obesidad parece tener el siguiente eslabón más fuerte de la embolia pulmonar.

El Dr Toru Shirakawa,  autor principal del estudio e investigador en salud pública en la Escuela de Medicina en la Universidad de Osaka, dijo que los resultados pueden ser particularmente relevantes para los estadounidenses. Otros estudios indican que  los adultos estadounidenses ven más televisión que los adultos japoneses.

“Hoy en día, con la transmisión de vídeo en línea, ha llegado a ser común que muchas personas vean múltiples episodios de programas de televisión en una sola sesión,” dijo Shirakawa. “Esta popularidad puede reflejar un hábito en rápido crecimiento.”

Los autores dijeron que las personas que ven mucha televisión pueden tomar varios pasos para reducir su riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos en las piernas que pueden luego pasar a los pulmones.

“Después de una hora, hay que ponerse de pie, estirarse, caminar, o mientras se está viendo la televisión, tensar y relajar los músculos de las piernas durante cinco minutos”, dijo Iso.  Este consejo es similar a la dada a los viajeros de largo viajes en avión. Añadió que el tomar agua potable y bajar de peso es probable que reduzcan el riesgo.

El estudio registro también los hábitos de los participantes que usan las computadores, tabletas y teléfonos inteligentes que se han convertido en fuentes populares de información y entretenimiento.

Por desgracia, las nuevas tecnologías han probablemente aumentado el riesgo de embolia pulmonar, aunque se necesitan estudios adicionales.

Fuente: Journal Circulation

Deja un comentario