AUTOAYUDA

5 acciones que puedes hacer para lidiar con una “resaca emocional”

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

¿Alguna vez has notado como están tus emociones un día después de una jornada muy estresante haciendo diligencias, reuniéndose con personas, ayudando a familiares o amigos, trabajando y cumpliendo con los compromisos?

¿Te has despertado preguntándote si podrías haber hecho algo mejor el día anterior?

La mayoría de la gente se siente cansada, tiene dolor físico, desean estar solos o quieren dormir. Después de un día completo, puedes sentirte agotado emocionalmente, confuso o incluso deprimido. A esto se le llama la “resaca emocional”.  Si tú eres como muchas personas, deseas tomarte un tiempo de tu día para reflexionar, para experimentar la vida en un nivel más auténtico. Te vuelves sensible al mundo que te rodea y experimentas todo con tus sentidos. ¡Pero nunca tienes suficiente tiempo!

Una ” resaca emocional” es como una resaca típica, recuerdas ciertos detalles del día anterior, puedes sentirte culpable (incluso si no hiciste nada malo), tu cuerpo puede sentirse estresado o cansado, y prefieres no hacer nada. Este estado de existencia emocional puede durar todo el día o incluso algunos días. El único remedio es el descanso y algunos mimos.

A continuación, te damos 5 herramientas de autocuidado que puedes usar después de una “resaca emocional”:

  1. Ejercicio: El ejercicio es extremadamente importante para las personas bajo estrés crónico. La tensión, a niveles muy altos, reduce la capacidad del cuerpo para hacer frente a los problemas. Nuestro mecanismo de estrés se activa cuando necesitamos actuar con rapidez (lucha o huida) y se apaga cuando no lo necesitamos. Mientras se encuentra bajo estrés crónico, el mecanismo de estrés se activa sin ninguna razón aparente. Así que el cuerpo está en un estado de ansiedad constante. Para reducir esto, te recomendamos moverte:
  • Dar un paseo, o
  • Prueba tu actividad favorita
  1. Come bien: comer bien es importante (verduras de hoja verde, trigo/granos, etc.) para que tu estado de ánimo pueda ser estable. La nutrición adecuada tiene una influencia positiva sobre el estado de ánimo y puede actuar como una medicina natural en algunos casos.
  2. En un buen llanto: a veces simplemente necesitas llorar solo o con una persona amorosa y de confianza. El llanto es algo que no solo libera la tensión emocionalmente sino que también ayuda a “descargar” el corazón.
  3. La oración o auto-reflexión: ¡Pasar tiempo en oración es maravilloso una vez que aprendes cómo hacerlo! Pasa un tiempo a solas (30 minutos) para solucionar lo que te molesta. Reflexiona y piensa en voz alta.
  4. Participe en un retiro psicológico: si te sientes abrumado, ¡aléjate! Haz algo saludable para retirarte psicológicamente de tu entorno inmediato.
  • Piensa en algo que te hace feliz,
  • escucha música, o
  • Da un paseo.

¿Qué hay de hacer alguna introspección antes de levantarse por la mañana, has hecho esto? Si no lo has hecho inténtalo.

No podrás ayudar a nadie a menos que te ayudes primero a ti mismo. ¡Tomate en serio tu salud en general! El agotamiento emocional y la depresión roban no solo tu vida, sino también tu motivación. Encuentra maneras de proteger tu yo emocional, a veces es todo lo que tienes.

Fuente: Blogs Psychcentral

Deja un comentario