AUTOAYUDA

Aunque no lo creamos, las experiencias personales negativas les dan sentido a nuestras vidas

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Aunque muchas personas dicen que aprecian las experiencias positivas más que las negativas, hay un beneficio oculto de las experiencias negativas. Si bien alguien involucrado en una situación negativa podría no disfrutarlo, un estudio reciente de la Universidad de Minnesota y la Universidad de Stanford indica que una experiencia negativa puede proporcionar un significado para el individuo.

La profesora Kathleen Vohs de la Universidad de Minnesota y sus colegas investigadores encontraron que la felicidad y el significado a menudo se describen como formas de positividad. Sin embargo, los investigadores concluyeron que conceptualizar el significado como inherentemente positivo oscurece las formas en que las experiencias negativas pueden proporcionar un significado en la vida de las personas. La investigación fue publicada recientemente en Current Opinion in Psychology.

“Es casi un tópico que las personas deseen experiencias positivas y eviten las negativas”, dijo Vohs, profesor de mercadotecnia en la Carlson School of Management. “Sin embargo, tratar de vivir en un mundo sin desafíos, problemas o dificultades no es realista y en realidad podría dar lugar a una vida menos significativa”.

Para determinar si las experiencias negativas proporcionaron un significado en la vida de las personas, los investigadores estudiaron entrevistas con padres cuyos hijos pequeños habían muerto recientemente.

Los investigadores hallaron que pocos de estos padres usaban un lenguaje que expresaba su felicidad, pero casi todos usaban un lenguaje para entender el evento. Los investigadores también estudiaron entrevistas de eventos menos traumáticos, como peleas con un cónyuge, pérdida de trabajo o enfermedad, para determinar cómo pueden igualmente causar una búsqueda de significado.

Estos hallazgos apoyan la investigación previa de Vohs que encontró:

  • la felicidad consistía en sentirse bien, evitar sentirse mal y satisfacer nuestras necesidades;
  • el significado, sin embargo, se derivó de comportamientos y sentimientos que reflejan preocupación por los demás y los resultados;
  • la felicidad es sobre el momento presente y evitar la reflexión, mientras que el significado requiere una reflexión consciente.

Cuando ocurre una experiencia negativa, puede forzar a una persona a reflexionar sobre por qué podría haber ocurrido, alimentando efectivamente los procesos que le dan sentido a la vida.

“Nuestra investigación demostró que si bien a las personas no les gustan ni aprecian necesariamente los eventos negativos, son exactamente esos eventos los que estimulan los procesos mentales que producen significación. Es decir, los eventos negativos parecen brindar una oportunidad para extraer significado de ellos, y reconocer que ofrece una nueva perspectiva sobre el valor de la negatividad en la vida cotidiana”, concluyó Vohs.

Fuente: medicalxpress.com

Deja un comentario