NOTICIAS

Con su tradicional doodle, Google recuerda este día el 160° aniversario del nacimiento de Sigmund Freud

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

El famoso neurólogo Sigmund Freud, recordado como el padre del psicoanálisis y una de las personas más influyentes del siglo XX, nació el 6 de mayo de 1856 en Příbor, República Checa, en el seno de una familia judía con grandes dificultades económicas. Era el mayor de seis hermanos y vivió casi toda su vida en Viena, donde estudió medicina y se especializó en neurología, aunque más adelante se fue interesando por el campo de la psicología. Se centró en la investigación de las propiedades anestésicas de la cocaína, lo que provocó su primera polémica, ya que según se desprende de algunas correspondencias provocó la adicción de un amigo al que quería curar (e incluso la suya propia).

Su obra más importante fue “La interpretación de los sueños”, publicada en 1899, en la cual explicaba una manera de acceder a esas partes de la mente que no somos capaces de controlar. Propuso una forma de operar de la mente dividida en tres etapas: el ello (el motor del pensamiento y el comportamiento que contiene nuestros deseos de gratificación más primitivos), el superyó (representa los pensamientos morales y éticos) y el yo (permanece entre nuestras necesidades primitivas y nuestras creencias éticas y morales).

Fue muy envidiado por la comunicad científica, que lo consideraban una especie de filósofo que replanteó la naturaleza humana y ayudó a derribar tabúes, sobre todo sexuales, pero nunca un médico. Su objetivo era mover todos esos pensamientos, sentimientos y deseos reprimidos del subconsciente (lo que hay debajo del agua) al consciente (la punta del iceberg).

Freud fue controvertido hasta el último día de su vida. En 1938 fue declarado enemigo del Tercer Reich y tuvo que huir a Londres. Sus libros fueron quemados públicamente y sus hermanas fallecieron en los campos de concentración. Debido a su adicción al tabaco, tuvo cáncer de paladar y murió luego de que su médico le suministre morfina para no sufrir el dolor.

Como dice uno de sus lectores más interesantes, Harold Bloom, Freud encontró una nueva forma de hablar del ser humano que empezaba a surgir a finales del XIX y principios del XX. En cierta forma el psicoanálisis fue los ruedines de bicicleta de la psicología y la neurociencia: fue fundamental de cara a romper tabús y empezar a pensar en el ser humano de forma científica, pero cuando la ciencia empezó a trabajar no sólo se volvió innecesario sino que supuso un fuerte impedimento al desarrollo de la misma.

Fuente: www.lanacion.com.ar

Deja un comentario